día mundial contra la desertificación

Las dos terceras partes de la superficie de España están en riesgo de desertificación

Según el Ministerio de Medio Ambiente, la sequía, la erosión o los incendios forestales contribuyen a acelerar este proceso. Casi el 40 por ciento del país ya está desertificado

Mapa del territorio en función de su aridez. Los colores más cálidos están en las zonas más secas
Mapa del territorio en función de su aridez. Los colores más cálidos están en las zonas más secas - Magrama
agencias - Madrid - Actualizado: Guardado en: Natural , Cambio

El hecho de que España esté a las puertas de África y que el clima mediterráneo predomine, la sitúan en una posición delicada ante el avance de la desertificación.

En el Día Mundial de Lucha contra la Desertificación y la Sequía, el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente denuncia que el 40% de la superficie de España ya está afectada por la desertificación. Y que aún puede ser peor, porque las dos terceras partes de su superficie se corresponden con zonas áridas, semiáridas o subhúmedas que pueden sufrir este proceso.

De hecho, según la Convención de Naciones Unidas de Lucha contra la Desertificación, este proceso de degradación puede afectar a lugares en los que la proporción entre la precipitación anual (lluvias) y la evapotranspiración potencial (demanda de agua por parte de las plantas) está comprendida entre 0,05 y 0,65. Y aparece ligada a la sequía, a la erosión, a los incendios forestales y a la sobreexplotación de acuíferos.

Consecuencias de la desertificación

«Lo terrible del proceso de desertificación son sus consecuencias: la pérdida de capacidad de cultivo de los suelos y de la supervivencia del monte, la pérdida casi irreversible de la biodiversidad de la zona, pérdida de empleos, emigración inevitable debido a la pobreza que implica y, en áreas muy extensas de países poco desarrollados, un aumento alarmante de la malnutrición», explicó Carlos del Álamo, decano del Colegio de Ingenieros de Montes.

Esta institución aseguró este lunes que prácticamente un 40% del territorio español está ya afectado por la desertificación. Y explicó que una de las mejores formas de frenarla es recuperar la cubierta vegetal y no permitir el deterioro de la existente. «Está en nuestra mano la lucha efectiva contra la desertificación. Es una batalla que no podemos perder y contamos con las herramientas adecuadas para que el balance final, si trabajamos desde ahora, pueda ser feliz», según Del Álamo.

Toda la actualidad en portada

comentarios