Natural - Biodiversidad

Alemania entrega 46 millones de dólares para la conservación del Yasuní

El dinero se empleará para proyectos de energías renovables, conservación del bosque y desarrollo social en las comunidades indígenas que residen en el parque nacional ecuatoriano

El Gobierno alemán ha entregado 34,5 millones de euros (45,8 millones de dólares al cambio) para la conservación del Yasuní, un parque amazónico considerado como uno de los lugares con mayor biodiversidad del mundo.

El dinero se empleará para proyectos de energías renovables, conservación del bosque y desarrollo social en las comunidades indígenas que residen en el área, explica una fuente de la Vicepresidencia, donde se ha realizado un acto para anunciar el aporte.

Uno de los programas que recibirán financiación es monitoreado por el Rainforest Fund, una fundación creada por el cantante Sting y su esposa Trudie Styler, quien estuvo presente en el evento.

La organización ha colocado 300 sistemas de recogida y filtrado de agua de lluvia para su consumo en zonas afectadas por la contaminación petrolera en la Amazonía ecuatoriana, de los que se benefician 5.000 indígenas, explicó Styler. Con los nuevos fondos, el mes que viene comenzarán a instalar más de 700 tanques adicionales, dijo.

Styler destacó la diferencia entre el Yasuní, una biosfera «extraordinariamente delicada» e «impoluta», y el área de «destrucción» cercana, donde está «el legado tóxico» de la empresa estadounidense Texaco y la estatal ecuatoriana Petroecuador, según ella.

Reserva de la Biosfera

El Gobierno ecuatoriano ha lanzado la Iniciativa Yasuní-ITT, que solicita a la comunidad internacional unos 3.600 millones de dólares en doce años para no explotar el crudo que se encuentra en los campos Ishpingo, Tambococha y Tiputini (ITT), situados en el Parque Nacional Yasuní.

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, ya mencionó en el pasado que si no recibe dicha cantidad echará a andar un «Plan B»: perforar, con el mayor cuidado ambiental posible, tal reserva de petróleo, valorada en unos 14.000 millones de dólares.

La contribución alemana se dirige al llamado Programa Especial de Reserva de Biosfera del Yasuní, y no al fideicomiso administrado por Naciones Unidas, aclaró la portavoz de la Vicepresidencia.

El Gobierno ecuatoriano anunció la contribución alemana en octubre, pero los fondos se materializaron ayer.

Toda la actualidad en portada

comentarios