Top

Motor - Reportajes

Tras la estela de Lancia: marcas míticas que desaparecieron de nuestras carreteras

La marca italiana es la última desaparición, precedida por otras como Saab, Daewo o Hummer

AnteriorSiguiente
  1. 1
  2. 2
  3. 3
  4. 4
  5. 5
  6. 6
  7. 7
Navegue usando los números

Lancia, la última en caer

Lancia se despide de España. La marca italiana cerró esta semana su página web en nuestro país y en Francia, Suiza, Alemania y Holanda, los países europeos los que aún operaba.

Lancia mantiene activa únicamente su página web en Italia, país en el que, como sucedía en España, ofrece únicamente su modelo Ypsilon. Este modelo compacto era el único con cierto tirón de ventas de la marca que, no obstante, vendió 0 vehículos en nuestro país en el mes de abril, frente a los 66 del mismo mes del año pasado.

El cierre de las webs europeas supone un paso más en el proceso de desaparición de la marca tras el pinchazo de sus últimos modelos, Delta, Thema, Voyager y Flavia. Con su cierre, el grupo FCA, al que pertenece, pretende centrarse en potenciar el resto de marcas del conglomerado, especialmente Alfa Romeo, Maserati, Ferrari y FIAT. Previamente, otras compañías señeras, como Saab, Hummer o Daewoo desaparecieron de nuestras carreteras.

La lenta agonía de Saab

La quiebra de Saab llegó después de más de dos años de lenta agonía, después de que General Motors anunció en 2009 su intención de vender o liquidar su filial sueca. La multinacional estadounidense no encontró comprador y anunció el cierre de Saab para finales de aquel año. No obstante, el fabricante sueco de coches deportivos Spyker (actual Swan) logró convencer finalmente a General Motors y adquirió Saab, para la que proyectó un plan de negocio que contemplaba la vuelta a la rentabilidad y el lanzamiento de una nueva generación de productos. Con todo, la empresa ha adolecido desde entonces de problemas de liquidez, especialmente graves en el corto plazo.

Estas dificultades se agravaron antes del verano, cuando Saab se vio obligada a suspender la producción en su planta de Trollhättan por falta de suministro, provocado por las deudas que arrastraba con sus proveedores.

Por este motivo, Swedish Automobile (Swan), matriz de Saab, solicitó en 2011 ante el Tribunal de Distrito de Vanersborg la declaración de suspensión de pagos del fabricante sueco de automóviles, al no fructificar las negociaciones para que la empresa china Youngman adquiriera la compañía.

Daewoo y su absorción por GM

Daewoo Lanos-

Comprada en 2001 por General Motors, la filial de automóviles de la marca coreana aguantó en su país natal hasta 2011. Ese año, no obstante, dejó de venderse por completo, tras remarcarse todos sus automóviles como Chevrolet. La marca incluso vendió kits para instalar la pajarita amarilla de la compañía americana en los Aveo y Matiz.

Chevrolet, tras los pasos de Daewoo

Chevrolet Captiva-

Chevrolet goza de buena salud en Estados Unidos y américa latina, pero no en España y en el resto de Europa, donde cesó definitivamente sus operaciones en 2015.

En 2014, la firma matriculó en el mercado nacional 2.781 unidades y 59 unidades, en 2015.

A finales de 2013, Chevrolet contaba con una red de 85 concesionarios en España, aunque en la primera mitad de 2014 la mayor parte de ellos acordó el cese de la actividad de venta de vehículos, convirtiéndose en reparadores autorizados. En julio de 2014, la firma contaba únicamente con siete concesionarios, que posteriormente llegaron a los mismos acuerdos, hasta que a mediados de 2015 se llegó a dicha solución con el último de los centros.

Hummer, la caída del gigante

Hummer fue otra víctima más de la crisis de General Motors. Descendiente directa del Humvee, vehículo de uso todo terreno exclusivamente militar y fabricado por AM, la marca de todoterrenos desapareció en 2014, aunque recientemente un exdirectivo de GM ha anunciado su pretensión de recuperarla bajo el paraguas de su empresa, VLF Automotive.

General Corporation -la anterior división de motores para el gobierno y las Fuerzas Armadas estadounidenses- decidió empezar a vender vehículos para los civiles a finales de los años 1980.

Fue en 1995 cuando AM General empezó a comercializar la versión M998 del HMMWV bajo la marca Hummer y en 1998 AM General vendió el nombre de la marca a GM haciéndose responsable de su venta y distribución aunque continuara siendo, AM General, el fabricante de los vehículos. En los siguientes años, GM diseñó dos modelos más pequeños y aptos para uso personal, el H2 y el H3, y renombró al modelo original con el nombre de H1. AM General continuó construyendo el H1, y fue convencida por GM para confeccionar también el H2.

El modelo posterior, el H3 se construye en Shreveport (Luisiana) y desde finales de 2006 Hummer produjo vehículos H3 en su fábrica de Sudáfrica, para exportar a Australia, Europa, Oriente Medio y Japón. Llegando a haber desde esa fecha hasta 300 concesionarios de Hummer en 34 países diferentes, de los cuales 174 estaban situados en Estados Unidos.

También desde junio de 2004 los H2 fueron producidos (unos pocos cientos al año) en Rusia, por Avtotor para hacer frente a la demanda local; mientras la producción del primer modelo H1 fue detenida por GM en el 2006; otros modelos se siguieron fabricando de esta marca que siguió siendo estadounidense, aunque la carrocería y el chásis venían de Venezuela y el ensamblaje fuera chino…, llegando al 2010, cuando tras un intento de adquisición por parte de la empresa Sichuan Tengzhong Heavy Industrial Machines (China), que no se pudo concretar, GM informaría del cierre ordenado de las operaciones de Hummer y de la línea de montaje de su marca en la planta de Luisiana.

MG Rover, el despiece del «gentlemen»

Aunque sigue viva a medias gracias a los exitosos Land Rover y Range Rover y a los modelos desarrollados por su actual propietario, la china SAIC, lo cierto es que hace ya más de una década que no circula un MG de nueva factura por las carreteras españolas.

La crisis de MG comenzó en 2005, cuando el Grupo Nanjing Automobile Corporation adquirió la compañía, continuando con la producción en China y cerrando años después la emblemática factoría de la marca en Longbridge (Reino Unido). A su vez la compañía SAIC (Shanghai Automotive Industry Corp) se hizo con los derechos de fabricación de los modelos Rover 25 y 75, pero no con la marca Rover, propiedad de Tata tras la adquisición del paquete comprado a Ford compuesto por Land Rover, Jaguar, y la marca Rover.

Así, los modelos más emblemáticos de su recta final, como el Rover 25, han continuado actualizándose y fabricándose en China, aunque bajo las denominaciones MG y Roewe.

Talbot, fagocitada por Peugeot

Nacida como una mera importadora de los vehículos franceses Clément-Bayard en Reino Unido, fue adquirida en 1967 por Chrysler, que la utilizó como base para su filial en Europa junto con Simca. En 1978 la compañía fue adquirida a su vez por Peugeot, que la mantuvo en el mercado hasta 1986, tras decidir ésta apostar por el Peugeot 308 en lugar de por el Talbot Arizona, sustituto del mítico Horizon.

AnteriorSiguienteToda la actualidad en portada

comentarios