Todos estos elementos te pueden salvar la vida si vas en bici

Desde ABC hemos creado una lista de elementos de seguridad que le puedes pedir a los Reyes Magos y así evitar un accidente y, sobre todo, para no ser un número más en las estadísticas por muertes en carretera

MadridActualizado:

Más de tres millones y medio de españoles utilizan la bici a diario, según datos del Barómetro de la Bicicleta de 2015. Algunos para entrenar y otros porque ven en el vehículo biciclo su único medio de transporte. Sin embargo, en muchas ocasiones se ven sometidos al mayor de los riesgos: perder la vida. Y 2017 ha sido un año negro para los ciclistas.

El número de ciclistas muertos ha crecido considerablemente frente a los del año 2016, 44 muertos frente a 33, una cifra que ya se había superado a tan solo seis meses de comenzar el año. Desde la DGT han puesto en marcha un plan especial de protección y seguridad para ciclistas y la instauración, con ello, de medidas destinadas a la defensa de los corredores, como el aumento de aumento de controles de alcoholemia o drogas en las mañanas del fin de semana.

Todo por tratar de frenar una realidad que se cobra víctimas cada semana. Pero nosotros también podemos intentar evitarlos, sobre todo, para no ser un número más en las estadísticas. Por ello, desde ABC hemos creado una lista de elementos de seguridad que le puedes pedir a los Reyes Magos y que te pueden salvar la vida cuando vas en bicicleta.

123456
  1. BikeSphere

    La mayoría de los accidentes entre ciclistas y conductores se dan por no respetar la distancia de seguridad en carretera.Por ello, Michelin y la agencia de comunicación digital WYSIWYG han desarrollado BikeSphere, un dispositivo digital pensado para salvar vidas de ciclistas.

    BikeSphere consta de unas luces inteligentes que detectan los peligros del entorno y alertan a conductores y ciclistas para evitar accidentes. De noche, o en situaciones de baja visibilidad, BikeSphere dibuja sobre el asfalto el área de seguridad del ciclista mediante dos proyectores láser situados en las partes frontal y posterior de la bici.

    Así, los conductores saben, en todo momento, la distancia mínima que deben mantener. Si un conductor se acerca demasiado a esta zona de seguridad, la proyección se vuelve tres veces más intensa, alertando a ambos del peligro inminente y dándoles tiempo a reaccionar.

  2. Hövding

    El Hövding es una innovadora creación de la empresa sueca del mismo nombre que permite proteger el cuello y la cabeza en caso de accidente. Este «airbag» se activa cuando detecta un accidente, gracias a una serie de sensores y giroscopios. Estos mecanismo son capaces de identificar aceleraciones anormales, que identifican con un accidente, lo que activa el Hövding.

    El Hövding, que se vende por un precio que ronda los 300 euros, cumple con todas las normativas europeas, pero solo puede utilizarse en los casos en los que el casco no es obligatorio debido a que, al menos por el momento, no ha sido homologado como dispositivo equiparable. Así, únicamente puede ser utilizado en zonas urbanas y por mayores de 16 años, ya que el casco es preceptivo en carreteras interurbanas y para menores de 16 años que circulen por cualquier vía.

    Además, según un estudio de la Universidad de Standford, el Hövding ofrece una protección ocho veces superior a la de un casco normal. No obstante, el dispositivo es inútil en algunas ocasiones, como cuando el ciclista sufre el impacto de una rama durante su marcha.

  3. Bicyline

    El Distancidor Bicyline, un elemento español, es un dispositivo de señalización de la distancia de seguridad que al igual que el casco, constituye un elemento fundamental y reconocido en la seguridad del ciclista. Ideal para usar en carretera o en ciudad ya que se puede regular la distancia entre 0 y 1 metro de forma lateral en cuestión de segundos e incluso mientras pedalea.

    Gracias a su ligereza (tan solo 85 gramos) no supone un freno para tu bici y es completamente aerodinámico. Además, su rotor aerodinámico, así como la varilla de fibra de carbono, disponen de pegatinas de alta visibilidad diurna y alta reflectividad nocturna, que le harán visible a 150 metros en ambas condiciones

    Y es completamente flexible, por lo que en caso de golpeo accidental no afectará a la estabilidad de la bicicleta. En el improbable caso de que se produjera un enganchón del elemento reflectante, la varilla abandonará limpiamente el tubo de sujección sin comprometer la estabilidad del ciclista, su diseño está pensado para que sea completamente seguro en cualquier situación. La varilla de fibra de carbono, recubierta por un barniz de alta calidad, mantendrá intactas las características de su Distanciador Bicyline a pesar del paso del tiempo y las inclemencias meteorológicas.

  4. Lumos

    La iluminación es un factor muy importante para aquellos que, o bien por su horario de trabajo, cirulan en invierno a partir de las 18.00 horas o para evitar las horas de pleno calor, deciden salir en bici por la noche. Por lo que, además de que debemos ver correctamente el trayecto, es conveniente asegurarse de que somos vistos por otros ciclistas, conductores o personas que tengamos a nuestro alrededor.

    Para ello, Lumos, un casco que ilumina por delante e incorpora luces de freno e intermitente en la parte de detrás, es un ingenioso producto que te ayudará. Se conecta sin cableado a un aparato que se añade en el manillar y que hace enceder las luces en el momento que vas a realizar una maniobra.

  5. Detector

    Este aparato es un radar que se encarga de avisar al ciclista del peligro inminente que supone para él la cercanía de un vehículo. Con dos módulos, uno para la antena radar, un procesador y una luz trasera colocados en la tija del sillín y otro en el manillar a la vista del ciclista.

    El dispositivo envía una señal al reconocer un coche a menos de 140 metros y alerta al ciclista mediante una señal luminosa con LEDs. Al igual que cambia la luz del módulo del manillar, cambia también la del aparato trasero para llamar la atención del conductor del coche que se aproxima y dejar claro que ahí hay una vida sobre dos ruedas.

  6. Closca Helmet

    Este invento «made in Spain» busca dar una vuelta de tuerca al problema del uso del casco en la ciudad. Mucha gente no lo lleva puesto (o lo acepta a regañadientes) debido a lo molesto que es cargar con él todo el día. Una molestia que Closca minimiza y que salvará la vida en caso de acidente.

    Y aunque una de sus ventajas es su cacapacidad de plegarse en un segundo, también cuentan con un chip NFC, que abre múltiples posibilidades de interacción digital con otros objetos y servicios de las Smart Cities, como conexión con diferentes apps, con estaciones de bicicletas públicas o con determinados números de emergencia (incluso se pueden conectar al teléfono móvil) que no quieres perder si tienes un accidente.

    Además, se han desarrollado también modelos pensados para los más pequeños de la casa, los Closca Kid Helmet. Además de su utilidad, este casco pretende inspirar a niños y mayores a utilizar la bicicleta de forma segura, para contribuir a ciudades más sostenibles y conectadas a través de este transporte alternativo.