Subaru Impreza 2018: elegante, deportivo y más seguro que nunca

Llega a España a finales de este mes de abril con carrocería de cinco puertas, motor 1.6 Boxer de 114 CV, tracción total simétrica y cambio Lineartronic con un precio desde 20.400 euros

MadridActualizado:

Seguridad, calidad de rodadura, tacto deportivo, confort de marcha, tecnología, conectividad, eficiencia, fiabilidad… Todas estas son cualidades que buscas en un nuevo modelo que llega al mercado. Y todas y cada una de ellas se encuentran en el nuevo Subaru Impreza. La quinta generación de este modelo es pura diversión, ofreciendo un nivel de seguridad óptimo y un confort excepcional para viajar, además de una calidad de rodadura que lo sitúa entre los mejores de su segmento. Es silencioso y elegante, aunque no pasa desapercibido ya que es capaz de circular con precisión por carreteras de curvas.

Así lo ha demostrado en su presentación oficial. El Impreza ha sido capaz de superar con nota una prueba dinámica por autopista, por carreteras secundarias e incluso en circuito. Pero no por su velocidad, si no por su gran destreza para sortear obstáculos y seguir las líneas del asfalto. Todo esto gracias a su nueva plataforma global Subaru (SGP, Subaru Global Platform) que mejora ostensiblemente la seguridad, el confort de marcha y la agilidad. El uso de esta plataforma elimina prácticamente las vibraciones que llegan al volante, a los asientos o al suelo del habitáculo, además de situar el centro de gravedad 5 mm más bajo, mejorando así el comportamiento dinámico y la seguridad activa.

El nuevo Subaru Impreza llega a España a finales de este mes de abril con carrocería de cinco puertas, motor 1.6 Boxer de 114 CV, tracción total simétrica y cambio Lineartronic. Este motor supera la normativa de emisiones Euro 6C y dispone de sistema Auto Stop Start, lo que contribuye a reducir consumo y emisiones. Además, es unos 12 kilos más ligero que antes, lo que no solo reduce el gasto de combustible sino que también reduce el nivel de ruido y las vibraciones.

Con dos posibles versiones de acabado, el 1.6 Sport y el 1.6-S Executive, este modelo sale al mercado con un precio de 21.800 euros que, con la actual campaña promocional (1.400 euros) se queda en 20.400 euros. El acabado Executive tiene un precio de 24.900 euros, a los que también hay que reducir 1.700 de campaña promocional, por lo que su precio es de 23.200 euros. Todos los modelos tienen tres años de garantía.

Elegante, deportivo y robusto

Tanto en el exterior como en el interior, el diseño del nuevo Impreza lleva hasta sus últimas consecuencias la filosofía de ofrecer un coche deportivo y vanguardista que asegure una experiencia a bordo distinta a todos los pasajeros, no solo al conductor. Elegante, deportivo y robusto, el Impreza tiene el inconfundible sello de Subaru, destacando la parrilla hexagonal en el frontal y las líneas afiladas, estilizadas y deportivas.

En el interior hay materiales de mejor calidad visual y real, detalles más prácticos y cómodos, formas más dinámicas así como asientos más confortables y seguros. Ha crecido el habitáculo por lo que ofrece espacio suficiente para viajar cómodo tanto en la parte delantera como en la trasera. De hecho, el movimiento de los pies y las piernas de todos los ocupantes es más relajado. Asimismo, el volante es un poco más pequeño (el diámetro se reduce de 375 a 370 mm) y su diseño se ha mejorado, por lo que ofrece un tacto y un agarre muy cómodo.

Todos los mandos, pantallas y funciones resultan fáciles de leer y controlar para que así puedas seguir manteniendo los ojos en la carretera. Si algo hay que criticar, es la navegación. La necesidad de utilizar Apple CarPlay o Android Auto todavía limita un poco la facilidad de llegar rápidamente a donde necesitas, sobre todo, sin perder la cobertura o otros fallos que puedan provocar este tipo de aplicaciones.

Más seguro que nunca

La atención a la seguridad en el nuevo Subaru Impreza se ha centrado en varias áreas principales. Conseguir una óptima visibilidad sin apenas puntos ciegos ha sido el objetivo fundamental de la marca en esta ocasión. Se han minimizado al máximo los puntos ciegos reduciendo el grosor de los pilares del coche, se ha aumentado la superficie acristalada y también la ubicación de los retrovisores exteriores.

En este nuevo modelo destaca la presencia de la tercera generación del innovador sistema Eye Sight que incluye nueve funciones: aviso de colisión, frenada pre-colisión, asistencia a la frenada pre-colisión, control de crucero y de crucero adaptativo, aviso de salida del carril, permanencia en el carril, control del acelerador, aviso de derrapado y aviso de avance del coche delantero. EyeSight detecta y reconoce objetos tales como vehículos y sus luces de frenado, peatones y ciclistas y reacciona únicamente después de avisar al conductor previamente, actuando en conjunto sobre el motor, la transmisión y el sistema de frenos en el caso de que el conductor no tome una acción evasiva, no aplique la fuerza de frenado suficiente sobre los pedales o, simplemente, no frene en absoluto.

Eso sí, cabe destacar que EyeSight, tal y como remarcan desde la marca, no es un sistema autónomo, se trata de un asistente a la conducción, cuyo fin, es limitar significativamente el riesgo de sufrir un accidente derivado de situaciones específicas a través de la aplicación de sus funciones principales.

Desde luego, el nuevo Impreza no parece tener rival. La quinta generación de este modelo ofrece el más completo equipamiento, también tecnológicamente hablando, y una seguridad pasiva y activa exquisita que no muchos de sus competidores más cercanos tienen. Un diseño atractivo pero serio, una respuesta perfecta tanto para ciudad como para autopista y una calidad Subaru perceptible.