Umbrellium

Starling Crossing: el primer paso de cebra inteligente que se adapta a las personas

Este prototipo a escala real está diseñado para soportar el peso de los vehículos, permanecer sin resbalones bajo la lluvia torrencial y mostrar marcas lo suficientemente brillantes como para verse durante el día

MadridActualizado:

La gran mayoría de los esfuerzos para mejorar la seguridad vial que se realizan en la actualidad se centran en los vehículos, pero ahora la empresa británica Umbrellium ha ido un paso más allá pensando en las señales y normas de circulación creando el primer paso de peatones inteligente: Starling Crossing. Se trata de una superficie de carretera receptiva que prioriza a las personas actualizando el diseño de pasos peatonales -introducido por primera vez en la década de 1940- para dar cuenta de las calles con más automóviles, peatones y tecnología, y una relación social diferente a la infraestructura de transporte urbano.

Starling Crossing, que utiliza marcas y colores familiares y comprensibles, reacciona dinámicamente en tiempo real a diferentes condiciones y puede modificar los patrones, el diseño, la configuración, el tamaño y la orientación de los pasos de peatones para priorizar la seguridad de los peatones. Toda la superficie de la carretera en el área de cruce está monitoreada por cámaras e incorporada con LED controlados por computadora que se pueden ver desde todos los ángulos, tanto de día como de noche.

Este prototipo a escala real está instalado temporalmente en el sur de Londres y está diseñado para soportar el peso de los vehículos, permanecer sin resbalones bajo la lluvia torrencial y mostrar marcas lo suficientemente brillantes como para verse durante el día. Utilizando un marco de red neuronal, las cámaras rastrean objetos que se mueven a través de la superficie de la carretera, distinguiendo entre peatones, ciclistas y vehículos, calculando sus ubicaciones precisas, trayectorias y velocidades y anticipando a dónde pueden moverse en el siguiente momento.

Umbrellium

Si una persona se distrae, mira hacia abajo a su móvil y se desvía demasiado cerca de la superficie de la carretera cuando hay un automóvil cerca, se enciende un patrón de advertencia para llenar su campo de visión. Si un niño se topa inesperadamente con la carretera, se crea una gran zona de amortiguación a su alrededor para dejar clara su trayectoria a cualquier conductor o ciclista cercano.

Asimismo, en una situación particularmente peligrosa, cuando un peatón corre por la calle pero está en el punto ciego de un ciclista o un conductor, Starling Crossing se adapta en tiempo real para llamar su atención directamente hacia la ubicación y trayectoria del peatón escondido. Con esto, el futuro de la seguridad vial será mejor.