El Seat Mii Ecofuel es la alternativa urbanita más asequible
El Seat Mii Ecofuel es la alternativa urbanita más asequible

Los ECO de Seat, una alternativa real

La tecnología híbrida de Seat combina gasolina y Gas Natural Comprimido (GNC) para obtener una autonomía de campeonato respetando al máximo el medioambiente

MadridActualizado:

Cuando se habla de híbridos, prácticamente todo el mundo lo asocia a una mecánica combinada de gasolina -en algunos casos diésel- y electricidad, pero no es del todo cierto. En el mundo del automóvil híbrido significa que el coche se mueve con la combinación de dos tipos de combustibles.

Así, Seat y el resto de marcas del Grupo Volkswagen-Audi, apuestan por el respeto al medio ambiente con su tecnología híbrida -gasolina/GNC-, que reduce las emisiones CO2 en torno a un 25% y y las de NOX en un 87%. Y lo hace con dos propuestas realmente interesantes: el León TGI con el que, además, consigue una autonomía de 1.300 kilómetros y el Mii Ecofuel.

Asimismo, repostar el Seat León TGI resulta más económico que el resto de opciones, ya que el depósito de GNC se llena por tan sólo 13 euros y, además, el gas produce más energía que otros combustibles, por lo que para recorrer 15.000 km -un año de uso aproximadamente-, el coste del gas necesario es en torno a un 50% menor que la gasolina que requiere un León equivalente como el 1.2 TSI. En términos comparativos, con una inversión de 20 euros, el León puede recorrer 500 km con el motor diésel 1.6 TDI de 115 CV, 355 km con el gasolina 1.2 TSI de 110 CV y hasta 805 km con la versión de GNC, con su motor 1.4 TGI de 110 CV.

León TGI, dos coches en uno con las virtudes de ambos

La tecnología híbrida de Seat es la alternativa más económica, pues a la ventajas antes mencionadas, se añade que el precio del 1.4 TGI es igual al del León 1.2 TSI de 110 CV, desde 15.150 euros, precio con ofertas comerciales.

Los modelos de Seat impulsados a gas natural utilizan dos depósitos distintos, uno para la gasolina que permite recorrer hasta 900 km y otro para el Gas Natural Comprimido ubicado bajo el piso del maletero, con 400 km de autonomía. Los motores TGI siempre utilizan el GNC hasta que se agota, momento a partir del cual emplea la gasolina sin que el conductor perciba cambio alguno, más que la información que se refleja en el ordenador de a bordo.