Roland Schell (Mercedes-Benz España)
Roland Schell (Mercedes-Benz España)
Presidente de Mercedes-Benz España

Roland Schell (Mercedes): «Durante los próximos años los motores híbridos tendrán un gran crecimiento»

«En 2025 uno de cada cuatro vehículos de Daimler-Mercedes será eléctrico, pero hace falta que haya una infraestructura de recarga adecuada y ayudas del Gobierno que permitan reducir su precio de venta al público», reclama el directivo

Actualizado:

Mercedes acaba de renovar en profundidad algunos de sus modelos más representativos. En los últimos meses la marca de Stuttgart ha actualizado modelos tan diversos como el todoterreno Clase G, las berlinas S y C o el eléctrico smart Electric Drive.

-¿Qué evolución espera para el mercado de la automoción en 2018?

-Esperamos alrededor de tres millones de registros, y un 4 por ciento de aumento en España. Queremos que Mercedes crezca un 10 por ciento, gracias a nuestra amplia gama de productos. Los modelos nuevos tendrán un papel muy importante, como el nuevo Clase C. Tener buen producto es fundamental. También la calidad, y por eso estamos capacitando a nuestra red de venta para que tengan un enfoque aún más centrado en el cliente, y más digital.

-¿Qué futuro le aguarda a los motores de combustión, en especial a los diésel?

-Prohibir el diésel no es una buena opción, porque conllevaría que desaparezcan muchos puestos de trabajo en Europa y España. Lo que se debe es optimizar estos motores. Por eso hemos presentado varios modelos híbridos con muy bajas emisiones. Debemos tener cuidado porque prohibir este tipo de tecnologías. Además, muchas industrias en España todavía viven de esta tecnología. El problema de las emisiones tiene que ver con la antigüedad del parque: España cuenta con uno de los más viejos de Europa. Cambiar esta dinámica supondría también más seguridad en las vías.

Prohibir el diésel no es una buena opción, y destruiría muchos puestos de trabajo

-¿La solución para frenar a las emisiones de efecto invernadero son los coches eléctricos?

-Son parte de la solución. Necesitamos es combinar las tecnologías. Durante los próximos 10-15 años habrá muchos motores híbridos, ya que las personas necesitan autonomía, sobre todo, cuando necesitan recorrer largas distancias, y un automóvil puramente eléctrico no te lo permite, además de que se necesita más infraestructura. Una buena solución sería: coches eléctricos para las grandes ciudades e híbridos para largas distancias.

-¿Cuándo serán competitivos los vehículos eléctricos?

En el futuro lo serán. Primero se necesita una buena infraestructura para recargarlos, porque no todos los propietarios tendrán un garaje. Y segundo, el Gobierno debe ofrecer más ayudas para que la diferencia de precio entre un vehículo eléctrico y un vehículo convencional no sea tan grande. Los fabricantes de automóviles tenemos que reducir los precios, pero para ello necesitamos más volumen de ventas. La autonomía no importará tanto si hay suficientes estaciones de carga. Y si el precio de la electricidad se mantiene bajo, el cliente estará dispuesto a pagar un poco más. Para 2025, uno de cada cuatro de nuestros modelos será eléctrico.

-¿Cuándo será una realidad el coche autónomo y cómo va a transformar la movilidad?

-Mercedes ya tiene la tecnología. Primero se desarrollará en nuevas ciudades de Asia o en California, y luego llegará al norte de Europa, aunque no antes de 2030. En España será más tarde, porque nuestras ciudades son más viejas y complejas. El problema será la mezcla entre los coches convencionales y con accionamiento autónomo, y también hay cuestiones éticas por resolver.

-¿El coche en propiedad perderá adeptos por las nuevas formas de movilidad?

-La conducción autónoma cambiará las reglas del juego. Cuando esto llegue, el coche compartido se desarrollará enormemente.

123456
  1. Mercedes CLS: Una berlina con alma de coupé

    Fue un modelo que abrió un nuevo camino en el diseño de los grandes coches sedán. Su estilo es de cupé, pero se rompe gracias a la presencia de cuatro puertas laterales. Se consigue una línea deportiva, pero al mismo tiempo elegante, sin estridencias. Además la marca le adorna con los máximos niveles de dotación y refinamiento.

    La gama principal de este enorme vehículo de 5 m de longitud está compuesta por dos variantes, un diésel y otro de gasolina con 286 y 367 CV de potencia, aunque ya se tiene previsto que más adelante tenga disponibles otro diésel de más capacidad, 340 CV obtenidos de un motor de tres litros y por supuesto versiones AMG, en concreto el AMG CLS 53. A sus ingentes posibilidades a nivel de prestaciones, se une un interior deportivo verdaderamente espectacular, digno de los más atractivos biplaza de la marca. La tecnología embarcada es también otro de los aspectos en los que más destaca el nuevo CLS. Amortiguación controlada electrónicamente, muelles neumáticos con programas que modifican también leyes de dirección, acelerador, motor y caja de cambios.

  2. Mercedes AMG GT4: Deportivo para cuatro

    Ha sido una completa sorpresa en el Salón de Ginebra de este año, aunque ya se esperaba para algo más adelante. A la vista de este nuevo modelo de Mercedes, situado en la parte más alta de la gama de la marca, no podemos por menos que recordar a Porsche y a su Panamera como modelo comparable e incluso inspirador. Un deportivo de altas prestaciones con cuatro puertas preparado pata transportar cuatro pasajeros.

    Hasta ahora los modelos de dos plazas eran los preferidos de AMG para situarlos en la cima de su gama. Su participación en carreras y porque no, la enorme difusión que reciben, que «tira» de otros modelos de la gama, han concentrado la información y los esfuerzos en este tipo de vehículos, que ha evolucionado mucho y de forma muy rápida en los últimos tiempos.

    Sin embargo, un súper deportivo de 4 plazas quizás faltaba en la gama, aunque no tengan mucha difusión, el ejemplo del Porsche Panamera sirve para haber agilizado los permisos del consejo para dar luz verde a este nuevo representante de Mercedes. Para rivalizar con Porsche, el Mercedes GT 4 necesita motores de altas prestaciones. Según las primeras informaciones, no le van a faltar, con tres propulsores de 435, 585 y 639 CV, todos filtrados por el excelente cambio automático de 9 relaciones.

    Todavía no hay precios y faltan algunos datos principales de su ficha técnica, que se conocerán previsiblemente durante los próximos meses.

  3. Clase A: Más deportivo y con inteligencia artificial

    La segunda generación del Clase A ya está disponible, aunque con una gama de momento muy limitada. Sustituye a la primea que se lanzó en 2012. Crece 12 cm y es 2 cm más ancho y 1 más alto, lo que ratifica la información de la marca, que asegura que ha ganado en habitabilidad, sobre todo en las plazas posteriores y en el maletero, que ahora es de 370 litros.

    Si la anterior generación era enormemente tecnológica a nivel de comunicaciones e infoentretenimiento, la nueva la supera. Dispone incluso de luz ambiental configurable, se podrá elegir entre tres tipos de asientos y, por supuesto, de todos los sistemas de seguridad conocidos.

    La gama cuenta con tres versiones: dos de gasolina A 200 y A 250 con 163 y 224 CV, respectivamente, y una diésel, 180 d con motor de 116 CV. El diésel y el gasolina de 163 CV estarán disponibles en mayo, mientras que el otro motor llegará en julio. Los dos primeros motores que se van a comercializar llevarán el cambio automático de 7 relaciones. En el comienzo de la comercialización y durante un año, la marca pondrá a disposición de los interesados una versión denominada Edition 1 con un paquete de equipamiento que cuenta con asientos deportivos, iluminación ambiental llantas de aleación de 19 pulgadas y detalles de carrocería exclusivos en color Edition Green.

  4. Clase C: Retocado para seguir triunfando

    Aunque la ficha técnica sea de la actual generación, Mercedes ya ha presentado la gama 2018 de su berlina de éxito, una de las más compactas y apreciadas. Ha sido un modelo muy demandado en toda la historia de Mercedes Benz, aunque ahora la Clase A también está teniendo una demanda de primer nivel, superior incluso al de esta Clase C por razones de peso: cuesta menos.

    Hasta ahora únicamente ha presentado dos carrocerías, el sedán y el SW y mientras la marca va desgranando la información de este nuevo modelo, se puede decir que va a tener controles táctiles, a semejanza de lo que ya se ha mostrado en la Clase E.

    Lo lógico es que la marca vaya extendiendo por su gama los adelantos técnicos y electrónicos que ya ha plasmado en otros modelos que se han puesto a la venta con anterioridad. Todos esos adelantos lo que incluyen también es una subida de precios de esta nueva generación de la Clase C.

    Va a tener asistencia autónoma para la maniobra de adelantamiento cuando nos movamos por vías de más de un carril, lo que la marca denomina sistema de cambio de carril activo.Añadirá programador de velocidad activo, iluminación Multibeam Led, Active Distance Assist Distronic para adaptar la velocidad a lo que le indica el sistema de reconocimiento de señales y una amplia gama de sistemas de seguridad.

  5. Clase G: El todoterreno por excelencia se renueva

    La estrella de Mercedes en el segmento de los TT ha sido renovada completamente. No es muy habitual, pues este modelo es bastante «conservador», ya que no recibe cambios con tanta frecuencia como el resto de sus hermanos del segmento SUV. Es un vehículo completamente nuevo, aunque por fuera mantiene su habitual y distintivo diseño pero modificado, adoptando ahora ángulos más suaves, aunque la estructura general se mantienen claramente en la misma línea.

    El conductor y el acompañante, que ganan 38 mm en las piernas y en los hombros, no son los únicos que se benefician del incremento en las dimensiones. Las ventajas se extienden también a los ocupantes de la segunda fila de asientos, que tendrán 150 mm extra para las piernas y 27 mm más en los hombros.

    Técnicamente es también superlativo. Ofrece todo lo que hace falta para ser un TT de culto. Un TT que nos permitirá una capacidad de transportarnos por lugares difíciles verdaderamente impresionante. Mantiene la estructura principal a base de largueros y travesaños, con un eje rígido atrás, diferenciales bloqueables en los dos ejes y en la transmisión central; reductora, cambio automático de 9 relaciones y un motor de 4 litros V8 con 421 CV. Para algo más adelante la marca ha anunciado otra versión firmada por AMG con un motor de 585 CV con el mismo número de cilindros y la misma cilindrada.

    Al ser un vehículo preparado para cualquier situación y además ofrecer un interior de lo más refinado, no resulta precisamente barato. El precio de la versión normal sube de una cifra de cinco dígitos, lo que ya resulta una barrera muy difícil de superar, por lo que la demanda es muy reducida.

  6. Smart ForFour: La solución perfecta para la ciudad

    La versión de cuatro puertas del práctico smart no está teniendo mucha salida de momento. Compite con vehículos que tienen un precio mucho más bajo, algo fundamental en este segmento. A pesar de esto, el Forfour se ha comportado durante 2017 medianamente bien, y en 2018 parece que ha arrancado con más brillantez.

    Como su nombre indica, es un vehículo preparado para 4 plazas, con cinco puertas, heredero de una primera generación, que tuvo que desaparecer por sus bajas ventas y tener un precio no ajustado a los costes de producción. Con cada coche que se vendía se perdía dinero. La última incorporación a la gama ha sido la versión eléctrica (foto), una opción muy interesante y que debería tener mejor salida, aunque su precio tampoco es muy accesible. Ronda los 18.500 euros. Su oferta es amplia, con seis versiones, incluidas la eléctrica. Los motores de gasolina van desde los 71 a los 109 CV del Brabus con caja de cambios automática de doble embrague.

    Desarrollado en conjunto con Renault, el motor va situado atrás, aprovechando esta peculiar organización técnica, para llevar la tracción hacia las ruedas posteriores, lo que es inédito en su segmento. Solo el Twingo lleva una estructura mecánica similar, ya que no en balde comparten la plataforma.