Recuerda: tirar colillas por la ventana es una multa de 200 euros y 4 puntos del carné

Arrojar cualquier tipo de objeto desde el coche es una conducta peligrosa y sancionable

MADRIDActualizado:

Fumar no está de moda. Además de dañar seriamente la salud, recientes estudios demuestran que encender un cigarrillo durante la conducción implica por lo menos una distracción de 4 segundos, tiempo suficiente para provocar un accidente.

Además, con la lelgad adel verano, cada vez son más los conductores que al mismo tiempo que fuman durante la conducción, arrojan la ceniza o las colillas por la ventanilla, lo que puede suponer un importante riesgo de incendio.

La Dirección General de Tráfico, (DGT) cada vez insiste más acerca de los riesgos que pueden derivarse tanto en la circulación como en el medio ambiente, del hecho de arrojar objetos desde la ventanilla de los coches. Arrojar un objeto por la ventanilla, se considera como una infracción grave que puede ser sancionada hasta con la pérdida de cuatro puntos del carnet de conducir y multas de 200 euros para los casos más leves, según nos informan desde Multayuda.

Según la legislación actual, incurriremos en infracción leve al dejar, verter o arrojar objetos o materiales, de cualquier tipo, en la zona de uso público. Estos actos serán sancionables con cuantías que van desde los 198 a los casi 3.800 euros. En caso de que este tipo de actos lleguen a afectar al estado de la carretera, la infracción será considerada de carácter grave y sancionable con multas que van de los 3.800 a los casi 9.800 euros.

Además, si al arrojar una colilla se provoca un incendio forestal, los culpables pueden enfrentarse a una pena de prisión de tres a seis años.

¿Podemos fumar mientras conducimos?

Si nos ceñimos al Código de Circulación, en el artículo 18.1 no impide fumar conduciendo, como tampoco prohíbe comer o maquillarse al volante. No obstante, sí prohíbe todo lo que suponga disminuir la atención de la carretera.

Leer más: podrían multarnos por fumal al volante

Así, dice «el conductor de un vehículo está obligado a mantener su propia libertad de movimientos, el campo necesario de visión y la atención permanente a la conducción, que garanticen su propia seguridad, la del resto de los ocupantes del vehículo y la de los demás usuarios de la vía».

Para garantizar que es así, el reglamento establece que debe mantener «la posición adecuada» y la de los objetos del coche para que no interfieran en la conducción. El artículo sí establece expresamente la prohibición del uso de móviles, DVD o dispositivos de acceso a Internet en el coche.

Por eso, aunque las multas por fumar conduciendo no son frecuentes, sí pueden darse. Y en este caso podrían llegar a los 100 euros, puesto que se trataría de una falta leve.