La instalación de esta batería beneficiará no solo a los coches compactos, sino también a los mini y microcoches
La instalación de esta batería beneficiará no solo a los coches compactos, sino también a los mini y microcoches - ABC

La nueva batería híbrida de Bosch: la receta del éxito

Nueva batería de 48 voltios diseñada para ahorrar combustible. Su producción está programada para comenzar a finales de 2018

MadridActualizado:

La nueva batería de 48 voltios para vehículos híbridos de Bosch está siendo muy demandada por los fabricantes de automóviles de todo el mundo. Al igual que el e-axle, eje eléctrico de Bosch, esta innovadora batería está estandarizada para su fácil integración en los nuevos modelos de vehículos, tal y como apuntan desde Bosch Mobility Solutions.

Tanto los fabricantes consolidados como las nuevas empresas automotrices, pueden eliminar los largos y costosos procesos de desarrollo. «Bosch es una incubadora de electromovilidad. Ayudamos a los fabricantes a reducir sus tiempos de desarrollo y a lanzar sus productos más rápidamente», asegura Rolf Bulander, presidente del área empresarial Bosch Mobility Solutions y miembro del Consejo de Administración de Robert Bosch GmbH.

Esto significa que la instalación de esta batería de iones de litio beneficiará no solo a los coches compactos, sino también a los mini y microcoches. Su producción está programada para comenzar a finales de 2018. Anticipando un gran mercado para los híbridos básicos, Bosch ofrece para estos modelos además de la batería de 48 voltios, otros componentes del grupo propulsor. La compañía cree que, hasta 2025, se fabricarán cerca de 15 millones de vehículos híbridos de 48V.

Estandarizada y fácil de usar

Los fabricantes de automóviles de todo el mundo, ya sea en China, Europa o Norteamérica, se esfuerzan por reducir las emisiones de CO2, lo que en la práctica significa reducir el consumo de combustible de los vehículos. Bosch ha diseñado su nueva batería de 48 voltios para cumplir con este objetivo.

El secreto del éxito de la batería es su sofisticado concepto, que ofrece una manera relativamente barata de ayudar a reducir las emisiones de CO2. Esto se debe también al propio diseño del producto, ya que no requiere refrigeración activa y su carcasa está fabricada en material plástico, no en metal. Ambos factores reducen aún más los costes de fabricación.

La carcasa presenta un verdadero desafío, ya que las celdas de iones de litio se expanden cuando la batería se está cargando y durante el transcurso de la vida útil del producto. Como resultado de ello, este elemento debe soportar un cierto estrés de materiales. Los ingenieros de Bosch han reorganizado las celdas de la batería de 48 voltios de modo que, incluso la carcasa de plástico, pueda soportar la presión.

«En Bosch, desde hace tiempo, estamos haciendo inversiones en el campo de la electromovilidad. Ahora, esas inversiones están empezando gradualmente a dar sus primeros frutos», dice Mathias Pillin, responsable de electromovilidad de Bosch. Actualmente haymás de 500.000 coches eléctricos e híbridoscirculando por las carreteras de todo el mundo equipados con componentes Bosch.

La empresa invierte anualmente 400 millones de euros en electromovilidad. Bosch cuenta con años de experiencia en más de 30 proyectos de fabricación, incluyendo la producción de baterías, y esta experiencia está dando ya sus primeros frutos. Michael Budde, responsable de Bosch Battery Systems, asegura: «Estamos demostrando que hay más de una batería que puede hacer funcionar el coche de forma más rápida, más potente y con más autonomía; pero además, existe todo un arte en la forma de encontrar una solución adecuada y fácil de utilizar».

Con su nueva batería, Bosch está desempeñando un papel clave en hacer que el híbrido de 48 voltios resulte asequible para el mercado de masas. Esto haría posible que el propulsor se convirtiera rápidamente en un híbrido para todos y no solo para China: a medida que el mercado de híbridos se expande, Bosch espera que su batería alcance un gran éxito en Japón y también en Europa. «Estamos seguros de que esto nos posicionará como líderes del mercado de baterías de 48 voltios», concluye Budde.

Ahorro de combustible y menos CO2

Un híbrido de 48V puede reducir considerablemente su consumo de combustible mediante el uso de un sistema de recuperación de la energía de la frenada, BRS (Boost Recuperation System). Así es como funciona el sistema: un coche convencional pierde energía cuando el conductor frena. El BRS almacena esta energía de frenado en una batería de 48V y la aplica más tarde cuando el conductor acelera (impulso electrónico). Esto requiere menos carburante y produce menos CO2 en el tubo de escape.