Los mejores trucos para pasar la ITV a la primera

Descubre qué debes revisar antes de pasar la ITV, todas las novedades de 2018 y los mejores trucos para aprobar sin repescas

MadridActualizado:

Cuando llega la hora de pasar la ITV siempre nos llegan los verdaderos quebraderos de cabeza. Por ello, desde la página web de Toyota nos ofrecen todas las claves para pasarla a la primera e, incluso, sobre qué revisar. Todos los inspectores de la ITV utilizan el «Manual de Procedimiento de Inspección de las estaciones ITV», un manual estándar que guía las revisiones punto a punto, y, además, nos traen los mejores trucos.

Primero de todo, ¿sabes cuándo pasar la ITV? Si tu coche es nuevo, deberás de pasar la ITV cuando cumpla 4 años, pero si tu coche tiene entre 4 y 10 años, es obligatorio pasar la ITV cada 2 años. Pero si tu coche tiene más de 10 años ya es obligatorio pasarla cada año. Cuando llegue el momento y debas realizarla, sigue estos pasos:

1. No olvides la documentación: Tarjeta de inspección técnica del vehículo (si ya has pasado alguna ITV) y el permiso de circulación.

2. Pide cita previa: Para evitar nervios y esperas, que lo único que consiguen es desesperarte, lo mejor es que pidas cita previa online o por teléfono. Si planificas tu visita de esta manera podrás organizarte para inspeccionar tu vehículo y comprobar que todo funciona como debe. Uno de los mejores trucos para la ITV es ir sin prisa. De media, se dedican unos 20 o 30 minutos por vehículo. Y ve relajado, ya que los últimos minutos son de «suspense» hasta que te entregan el resultado.

3. Acude con el motor en marcha: Lo mejor es que hayas recorrido algunos kilómetros en carretera antes de acudir a la estación. Estos kilómetros condúcelos a elevadas revoluciones, para que la fuerza de salida de los gases expulse los residuos del tubo de escape.

4. Limpia y ordena el interior del coche, así como recomiendan lavar el coche, para causar buena impresión a los inspectores.

5. Presta especial atención a los siguientes componentes del coche a revisar antes de asistir a la cita:

-Cinturones de seguridad y sus anclajes: es uno de los elementos de seguridad pasiva más importantes, si hay algún fallo se considerará falta grave y, si tienes hijos, otro punto clave es el dispositivo de retención para niños. Debe estar homologado y situado en el lugar y posición que le corresponde.

-Tampoco te olvides de comprobar que la función antihielo y antivaho funciona correctamente.

-Retrovisores: Muy atento, ya que no podrás pasar la inspección si están mal sujetos o rotos. Al ser un elemento de seguridad primordial se considera un fallo grave.

-Paragolpes: Deben estar bien sujetos al coche y en buenas condiciones.

-Parabrisas: En un fallo muy habitual, en ocasiones, un impacto en el parabrisas puede llegar a generar una grieta que afecte al campo de visión del conductor. ¡Cuidado! puede ser considerado un fallo grave.

-Matrícula: Para poder pasar la ITV, la matrícula ha de ser perfectamente legible, sin manchas o dobleces. Es muy importante también que esté bien sujeta al coche.

-Tapón del depósito: Se comprobará que se cierra correctamente.

-Sistema de alumbrado y señalización: Uno de los apartados más importantes, ya que se producen cantidad de fallos, leves y graves por igual. Te recomendamos que antes de acudir al «examen», pongas a prueba que funcionen las siguientes luces:

-Neumáticos: Comprueba el estado de las ruedas, tanto la presión de inflado (que debe ser la indicada) como la profundidad de la banda de rodadura (que debe ser, como mínimo, de 1,6mm). Y si has cambiado el juego de ruedas es imprescindible que su medida coincida con la que aparece en la ficha técnica de tu vehículo.

-Comprueba el nivel de los líquidos: Líquido refrigerante, aceite y líquido limpiaparabrisas. Es imprescindibles que los niveles sean los adecuados.

6. Las «reformas», homologadas: Si hemos hecho algún cambio en el coche debemos homologarlo para evitar problemas. Aunque la forma más cómoda y sencilla de asegurarse de que todo está correctamente es acudir a un taller oficial. Allí los profesionales te ayudarán con la pre-ITV sometiendo a tu coche a un examen técnico.

Normativa de la ITV 2018

Ahora se podrá acceder a los sistemas de diagnóstico de a bordo. Así se podrá comprobar el estado y el funcionamiento de todos los sistemas electrónicos que controla el ordenador de a bordo del coche, como ESP, ABS u otros sistemas de seguridad activa. La medición de las emisiones será mucho más exhaustiva y a prueba de fraudes. Los profesionales contarán con nuevos aparatos, que serán más precisos.

Ahora podrás realizar la inspección incluso un mes antes de su vencimiento sin que influya en la fecha de renovación. Más tiempo para preparase. Y si suspendes la ITV, podrás escoger otra estación distinta para repetirla.