Más de 1.100 radares están preparados para multarnos esta Semana Santa

La DGT activará durante la próxima Operación Especial los 60 nuevos radares portátiles que controlarán la velocidad sin ser advertidos

MADRIDActualizado:

Desde el próximo 28 de marzo, y coincidiendo con la Operación Especial de Semana Santa, la DGT va a activar los 60 nuevos radares portátiles «Veloaster». Unos pequeños equipos portátiles que podrñán controlar la velociadad en las carreteras sin ser advertidos.

La DGT dispone de una amplia red de vigilancia de los límites de velocidad por todas las provincias de España, con cerca de 600 radares fijos, a los que hay que sumar los radares móviles, y los 6o Veloster que ahora entran en funcionamiento. En total más de 1.100 dispositivos con los que vigilar las posibles infracciones de tráfico. DE este modo la DGT tiene controlados en torno a 1.500 tramos considerados peligrosos, lo que significa un total de alrededor de 25.000 km de nuestra red de carreteras. Consulta [AQUÍ] el mapa interactivo con los radares que más multan de España.

Los nuevos radares serán utilizados por los motoristas de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil para realizar controles de velocidad a los vehículos que circulan por las carreteras. Lo harán desde puntos fijos con un trípode para denunciar a aquellos que excedan los límites de velocidad. Los «Velolaser» pueden captar velocidades de hasta 250 km/h en ambos carriles, a una distancia de entre 15 y 50 met ros y actuar incluso con temperaturas extremas (de 0 a 50 ºC). Su manejo es posible desde cualquier dispositivo móvil mediante una conexión 3G o 4G, y los datos pueden ser enviados a varios dispositivos a la vez. Estos nuevos cinemómetros pueden ser operados de forma remota, permitiendo así detectar los vehículos que excedan la velocidad, y dará a los agentes la capacidad para poder parar al conductor que haya cometido la infracción.

Operación Semana Santa

La operación especial de tráfico de la Semana Santa 2018 comenzará a las 15:00 del viernes y se desarrollará hasta las 24:00 horas del lunes 2 de abril. Se prevén 15,5 millones de desplazamientos, más del 2% respecto a la Semana Santa del año pasado. Un total de 291 patrullas en motocicleta estarán dotadas de detectores portátiles de alcohol, de drogas y velocidad.

Esta operación, una de las más conflictivas del año, por la multitud de desplazamientos en un corto espacio de tiempo, con orígenes y destinos similares y realizados en los mismos días y horas, se desarrollará en dos fases, en las que se concentra casi el 90% de los movimientos previstos.

La primera, desde las quince horas del viernes 23 de marzo hasta las veinticuatro horas del domingo 25 de marzo, que comprende el fin de semana que precede a la Semana Santa, y en el que se desarrollará la primera operación salida. Para esta primera fase se prevén 3,9 millones de desplazamientos.

La segunda, más importante que la fase anterior por volumen y mayor número de desplazamientos de vehículos a lo largo de toda la red viaria, comenzará a partir del mediodía del miércoles 28 de marzo y continuará el jueves 29 y viernes 30 de marzo. Esta fase concluirá a las 24:00 horas del lunes 2 de abril con la operación retorno que se desarrollará principalmente durante el domingo y el lunes de Pascua, sin olvidar el sábado por la tarde, ya que algunos conductores adelantarán la vuelta. Para esta segunda fase se prevén 9,07 millones de desplazamientos

Los mayores problemas circulatorios se presentarán en las salidas de los grandes núcleos urbanos hacia zonas turísticas de la costa, segundas residencias, poblaciones con actos religiosos tradicionales o zonas de montaña para la práctica de deportes de invierno, por lo que se recomienda planificar el viaje y evitar las horas más desfavorables.