Hyundai Kona: así es el primer SUV compacto de la marca coreana

Comenzará a venderse en Corea a finales de este mismo mes de junio, y llegará a España y el resto de Europa en el mes de octubre

SeúlActualizado:

Hyundai también se aventura en el mercado de los SUV compactos. Aprovechando el tirón del segmento que más crece, la marca coreana presentó este martes su nuevo todocamino compacto, el Kona, desarrollado sobre una plataforma totalmente nueva.

Llamado así en honor a una isla de Hawái, el Kona es un vehículo eminentemente urbano y práctico, aunque se ofrecerá como opción la tracción total. Además, su altura le permite aventurarse por pistas algo rotas. Comenzará a venderse en el mercado coreano a finales de este mismo mes de junio, y llegará a España y el resto de Europa a partir de octubre.

El Kona amplía por abajo la gama de SUV de la marca coreana, que también ofrece el Tucson, el Santa Fe y el Santa Fe Sport. Su diseño muestra las directrices de la nueva filosofía estética de la marca, muy colorista. El techo puede elegirse de un color diferente al de la carrocería, y los rasgos son afilados, sobre todo gracias a la forma de las ópticas delanteras (muy finas). También luce la nueva parrilla frontal de la marca en forma de cascada, unas ópticas frontales separadas que la marca denomina ‘composite lamps’ y protecciones en los bajos que unen la parte delantera con la trasera, rodeando las luces del freno, los indicadores y la luz de marcha atrás.

La paleta de motores parte de un gasolina 2.0 litros Atkinson de 149 CV, sigue con un 1.6 de 177 CC y continúa con un 1.0 Turbo de tres cilindros y 120 CV, solo disponible en Europa, donde también estará disponible un 1.6 diésel de 136 CV y otra variante por especificar a partir del año que viene. En 2018, año en el que Hyundai prevé vender 200.000 unidades del Kona en todo el mundo, también estarán disponibles versiones eléctricas (con 350 km de autonomía) y de pila de combustible.

ABC ha probado brevemente junto a un reducido grupo de medios el 1.6 de 177 CV en las instalaciones de I+D de la marca en Namyang. En combinación con el cambio automático de 7 velocidades y la tracción total, ofrece un buen desempeño, con una aceleración suave y progresiva. Especialmente destacable es el trabajo realizado en el chasis y en la suspensión, lo que permite al Kona superar resaltos y terrenos bacheados de forma muy confortable para sus ocupantes.

En cuanto al interior, bien rematado, el espacio está bien repartido y los materiales son de calidad. En el salpicadero, cuya sobriedad general queda rota por un acabado del color de la carrocería en las salidas de aire y el botón de encendido, toda la tecnología del vehículo resulta accesible pero sin apabullar.

El Kona incorpora la versión más actualizada del sistema de infoentretenimiento de Hyundai, compatible con Android Auto y Apple carPlay, y cuyo contenido se muestra en una pantalla de 5, 7 o 8 pulgadas (dependiendo del mercado y del acabado). También monta un Head-up display escamoteable de 8 pulgadas que muestra información sobre la navegación y la velocidad, y la opción de cargar inalámbricamente dispositivos móviles compatibles.

Hyundai saca pecho de ser «el único fabricante de automóviles que utiliza su propio acero». Así, la marca destaca que la carrocería se ha fabricado con un 51,8% de acero de alta resistencia, lo que proveerá a los pasajeros de un nivel extra de seguridad. Además, el Kona incorpora cámara trasera, alerta de colisión frontal (que le permite frenar de forma autónoma para evitar un impacto), alerta por cambio involuntario de carril, cambio automático de luces largas y cortas y avisador de ángulo muerto.

El nuevo Kona se fabricará íntegramente en Corea del Sur, en la factoría de Ulsan. Hasta 2020 la marca coreana lanzará al mercado ocho nuevos modelos de SUV, incluyendo uno más grande que el actual Santa Fé y otro más pequeño que el Kona. El objetivo es cubrir todos los segmentos, del A al E. Además, apostará por los combustibles ecológicos, según afirmó durante la presentación del Kona el vicepresidente de la compañía, Chung Eui-sun, que avanzó que dentro de tres años un total de 14 modelos de Hyundai se ofrecerán con propulsores eléctricos, híbridos o alimentados por pila de combustible.