Motor - Reportajes

La historia del cinturón de seguridad y los motivos para usarlo

Todavía muchas personas siguen sin utilizarlo, pese a que se ha demostrado que reducen en un 90% el riesgo de fallecimiento

La historia del cinturón de seguridad y los motivos para usarlo

En Españael uso del cinturón de seguridad es obligatorio tanto en los asientos delanteros como traseros y en caso de no hacerlo supondrá una multa de 200 euros, tres puntos menos en el carnet de conducir y posibilidad de retirada del carnet de conducir durante tres meses. Comenzaron a utilizarse en aeronavesen la década de 1930 y, tras años de polémica, su uso en automóviles es actualmente obligatorio en muchos países.

El primer registro de utilización de cinturones de seguridad en un automóvil, data de fines de la década de los 40, cuando en 1948 el industrial Preston Tucker presentó el cinturón de seguridad como una opción para reducir las muertes en accidentes de tráfico. Esta innovación fue presentada en el único modelo que llegó a producir, el Tucker Torpedo. La idea de Tucker fue retomada en 1956 por Ford, una firma que presentó su propio cinturón de seguridad como opción de equipamiento, dentro del paquete de seguridad «SafeGuard». De todas formas, el mérito del primer cinturón de seguridad montado de serie como equipamiento estándar en vehículos de producción se le debe otrorgar a Volvo, que lo incorpor´o en su modelo Amazon de 1959.

Actualmente los cinturones de seguridad poseen tensores que aseguran el cuerpo en el momento del impacto mediante un resorte o un disparo (tensor pirotécnico). El cinturón se debe colocar lo más pegado posible, plano y sin nudos o dobleces.

Pese a haberse demostrado que es uno de los sistemas más sencillos y eficaces para un viaje seguro, todavía son muchas personas las que se niegan a utilizarlo. Según los datos de la empresa de alquiler de automóviles SIXT, puede reducir hasta en un 90% el riesgo de muerte en caso de colisión frontal. Las cifras oficiales de la DGT lo dejan claro: el 22% de los conductores y pasajeros fallecidos en turismos y furgonetas en 2016 no llevaban puesto el cinturón.

La función principal del cinturón de seguridad es impedir que los ocupantes de un vehículo salgan despedidos en caso de accidente. Su utilización reduce en un 90% el riesgo de fallecimiento y de heridas graves en la cabeza en caso de colisión frontal. Además, reduce en un 75% el riesgo de heridas, fracturas y lesiones de otro tipo.

Reduce a la mitad el riesgo de muerte o heridas graves en caso de alcance, incluso esta reducción del riesgo puede llegar al 80%. Impide que los ocupantes salgan despedidos del vehículo en caso de colisión.

Además el uso del cinturón evita que un ocupante lesione a otro ocupante. Si los ocupantes traseros no llevan puesto el cinturón el riesgo de que golpee mortalmente a un pasajero delantero es hasta ocho veces superior.

Una de sus funciones es distribuir las fuerzas del choque entre las partes más fuertes del cuerpo, el pecho y la pelvis. El objetivo es que la presión que soporte el cuerpo y el riesgo de lesiones sea el menor posible en caso de frenado brusco. Finalmente, el cinturón de seguridad y el airbag funcionan de manera complementaria. Si no se utiliza el cinturón, el impacto del ocupante contra el airbag puede ser mortal. Y además, no utilizar el cinturón de seguridad conlleva el riesgo de que el seguro de responsabilidad civil no se haga cargo de los gastos y daños en caso de sufrir heridas.

Toda la actualidad en portada

comentarios