ABC

Qué hacer para que una rueda pinchada no te fastidie el viaje

Cuando el automóvil tiene ya cierto rodaje y «lo forzamos» a pasar por caminos, terraplenes y zonas por las que sabemos que las ruedas sufren, los estaremos exponiendo en mayor medida

MadridActualizado:

Cuando nos vamos unos días de viaje, casi el 60% de los españoles no cambia sus neumáticos a tiempo, una cifra preocupante si tenemos en cuenta que ésto puede provocar un pinchazo, o peor, un accidente. Así lo indica un reciente estudio de Acierto.com, en el que también detallan que los neumáticos deben tener un dibujo mínimo de 1,6 milímetros. Por debajo de esta marca, solo estaríamos viajando de forma insegura, sino que también podrían multarnos.

Además, desde la Comisión de Fabricantes de Neumáticos (CFNCC) también recomiendan comprobar si los neumáticos tienen la presión adecuada al menos una vez al mes, en frío; y especialmente si vamos a emprender un largo viaje.

Y es que sufrir un pinchazo en la carretera puede fastidiarte las vacaciones de forma inesperada. A veces, cuando el automóvil tiene ya cierto rodaje y «lo forzamos» a pasar por caminos, terraplenes y zonas por las que sabemos que las ruedas sufren, los estaremos exponiendo en mayor medida.

De esta forma, si ya has pinchado, lo más importante será mantener la calma e intentar disminuir progresivamente la velocidad mientras se mantiene sujeto el volante para continuar en línea recta hasta que puedas detener el coche. Acto seguido, activa las luces de emergencia para avisar al resto de conductores, ponte el chaleco reflectante cuando te bajes del vehículo y coloca los triángulos de emergencia para señalizar el percance al resto de conductores.

[Consulta también en ABC cómo usar el kit reparapinchazos]

Estos consejos que nos ofrece el comparador de seguros, también nos indica cinco sencillos pasos sobre cómo proceder para cambiar el neumático pinchado:

-En primer lugar, asegúrate de que el coche se encuentra en una superficie plana y estable, sin arena, barro o agua. Localiza los tornillos del neumático afectado -normalmente se encuentran debajo del tapacubos, si es una rueda de llanta de acero o hierro-.

-Recuerda que los del embellecedor son solamente decorativos y que en las ruedas de aleación se encuentran a la vista. Busca y prepara el gato elevador, la llave de tubo y la rueda de repuesto y, si tienes tornillos de seguridad, saca también la llave correspondiente.

-Afloja los tornillos antes de levantar el coche con el gato y si ves que cuesta mucho, apoya un pie directamente en la llave y carga el peso del cuerpo sobre ella. Localiza las pletinas del chasis que sirven para colocar el gato. y si lo necesitas, usa para ello el manual del coche.

-Coloca el gato y eleva el coche hasta que la rueda quede en el aire. Quita los tornillos y sustituye la rueda. Por último, vuelve a poner los tornillos apretándolos con la mano todo lo que puedas, y baja el coche con el gato.

-Cuando la rueda esté en el suelo, aprieta los tornillos fuertemente y procura que todos queden con la misma presión. Como consejo adicional, es bueno llevar en el coche algún tipo de tela o manta que puedas tirar al suelo mientras realizas el cambio de rueda. También resulta recomendable guardar unos guantes de trabajo en el maletero para evitar llenarte las manos de grasa.