La forma correcta de circular por las rotondas, explicada para los que todavía las toman mal

Un sencillo GIF explica lo que muchos conductores todavía ignoran

Actualizado:

Las rotondas son un auténtico quebradero de cabeza para muchos conductores, que se plantean la misma pregunta: ¿cómo debo cogerla de manera correcta?. La Guardia Civil ha publicado un mensaje este 30 de marzo de Semana Santa en su perfil de Twitter con un vídeo explicativo sobre la forma de circular en una glorieta.

No es la primera vez que la Guardia Civil explica a los internautas la forma adecuada de tomar una rotanda. Hace algunos meses, de hecho, envió un tuit a sus seguidores recordándoles las normas básicas para evitar dificultades a la hora de circular. «Ya conoces la diferencia entre dentro y fuera, izquierda y derecha. Pero ¿diferencias bien y mal en las rotondas?», insistía entonces la Benemérita.

Según reconocía la propia DGT, existía una gran variedad de diseños de glorietas, pero en todas ellas el conductor debía tener en cuenta los mismos principios: ceder el paso a quienes están dentro de ella y escoger el carril que considere más adecuado en función de la salida que vaya a tomar. Unos principios que ha vuelto a señalar este 30 de marzo.

En todo caso, una vez dentro de la glorieta tiene preferencia el vehículo que está ocupando un carril respecto al que va a acceder a él; y, para salir de la glorieta, es imprescindible situarse previamente en el carril exterior (el de la derecha); y si no ha sido posible, deberemos efectuar un nuevo giro para colocarnos con tiempo en esa posición.

A pesar de esto, muchos conductores preguntan cómo debe circular por estas intersecciones y algunos –por desconocimiento o irresponsabilidad– incumplen las reglas que rigen la circulación por las glorietas.

Salvo en las nuevas «turbo rotondas» no existen carriles establecidos en función de la salida que se vaya a tomar: la glorieta es una vía de sentido único, generalmente con varios carriles, que tiene las salidas situadas en su carril derecho, como si se tratara de una autovía. Como resulta lógico, no sería correcto salir desde el carril izquierdo de una autovía cortando la trayectoria del que circula por el carril derecho. Pues en las glorietas el comportamiento es exactamente igual.