Estos errores te hacen perder demasiado tiempo durante los atascos

La mayoría de los conductores cometemos ocho errores durante las retenciones que, lejos de ayudar a descongestionar el tráfico, empeoran aún más si cabe la situación

MadridActualizado:

Casi dos días perdidos. Son unas 42 horas las que los madrileños pierden al año por culpa de los atascos de tráfico, según el último informe del INRIX Global Traffic Scorecard. Estas 42 horas anuales de 2017, suponen dos horas más que en 2016. Y su número no desciende, ya que entre 2014 y 2017 el tiempo invertido en las congestiones de las carreteras se duplicó, pasando de 22 horas de media perdidas al año a las 42 actuales.

Y es que los atascos son uno de los motivos que más estrés produce en el día a día en las ciudades y, por lo tanto, uno de los factores que nos pueden llevar a sufrir un accidente. Sobre todo, durante las retenciones, ya que la mayoría de los conductores comenten determinados errores que, lejos de ayudar a descongestionar el tráfico, empeoran aún más si cabe la situación. Desde el diario Ideal nos lo adelantan:

1. Cambiar de carril una y otra vez: si cambiamos de carril cada vez que vemos que el otro adelanta más que el nuestro, acabaremos incrementando la retención y el riesgo de sufrir un choque con otro vehículo.

2. Acercarnos demasiado al vehículo de delante: respetar la distancia de seguridad es absolutamente necesario en una retención, ya que las reacciones de los conductores en los atascos suelen ser imprevisibles.

3. Acelerar y frenar de forma brusca: además de gastar más combustible, estaremos poniendo en peligro nuestra integridad y la del resto de conductores.

4. No utilizar los intermitentes: por mucho que los vehículos estén detenidos, debemos señalizar siempre que realicemos una maniobra.

5. Perder los nervios: por mucha prisa que tengamos, no iremos más deprisa si nos ponemos nerviosos. Es aconsejable mantener la calma y salir de casa un poco antes, en el caso de que tengamos prisa.

6. Pisar el embrague: durante un atasco, tendemos a apoyar el pie sobre el embrague, para tenerlo preparado en el caso de que se produzca un avance. Sin embargo, este gesto hace que se desgaste antes de tiempo. De esta forma, la mejor opción es mantener el punto muerto mientras nos encontramos parados.

7. No optar por rutas alternativas en hora punta: ser prevenidos y consultar los sistemas de navegación nos ayudará a tomar la vía menos congestionada y evitar, de esta forma, los odiosos atascos.

8. Avanzar en punto muerto: de la misma forma que los expertos recomiendan permanecer en punto muerto mientras permanecemos parados, desaconsejan avanzar en este punto, ya que también puede provocar que la maquinaria se estropeé antes de tiempo.