Estas son las ventajas de los coches ecológicos

Además de los beneficios para el medio ambiente, los compradores de coches híbridos y eléctricos disponen de ayudas que buscan impulsar sus ventas

MADRIDActualizado:

El mes de enero se ha cerrado con un notable incremento en las ventas de vehículos eléctricos e híbridos. Las baterías que cada vez permiten una mayor autonomía, las ventajas medioambientales, y unos precios cada vez más asequibles hacen que poco a poco este tipo de vehículos con propulsiones «ecológicas» se estén popularizando.

Instituciones, empresas, y ciudadanos en general, van tomando conciencia de la necesidad de impulsar una movilidad sostenible, y sin duda, este tipo de vehículos son la alternativa.

Su condición de coches poco o nada contaminantes, por su bajas o nulas emisiones de C02, así como por su contribución en la disminución de la contaminación acústica, hacen que año a año su demanda crezca al igual que las ventajas y ayudas, que buscan impulsar sus ventas.

Pero las ventajas van mucho más allá, tal y como han recopilado desde el Comisariado Europeo del Automóvil CEA, donde han elaborado un copmpleto listado con los beneficios que reporta la compra de este tipo de vehículos.

1. Impuesto matriculación

4,75% para emisiones entre 121 gr/km - 159 gr/km de CO2.

9,75% para emisiones entre 160 gr/km - 199 gr/km de CO2.

14,75% para emisiones iguales o superiores a 200 gr/km de CO2.

2. Otros Ayuntamientos consultar ordenanza.

3. Podrán acceder siempre que, previa solicitud, hayan obtenido la correspondiente autorización de estacionamiento SER. Otros Ayuntamientos consultar ordenanzas.

4. Utilización de carril VAO por un solo ocupante. Obligatorio utilizar distintivo en el vehículo.

(*) Previa autorización por el Ayuntamiento y sólo para residentes.

(**) Se sumará el Plan PIVE dependiendo del tipo de vehículo que se adquiera.

Entre los mitos que rodean a los vehículos eléctricos se encuentra, por ejemplo, el del precio elevado. Pues bien, en la actualidad podemos acceder a un vehículo eléctrico desde unos 16.000 euros, que es la tarifa (sin descuentos) del Renault Zoe. Otras alternativas son el Citroën C-Zero o su hermano gemelo el Peugeot i-ON, desde 17.690 euros, o el popular Nissan Leaf, con un precio de 23.600 euros.

En cuanto al coste de uso, es inferior al de un automóvil de combustión interna: un estudio de Nissan desvela que usar el Leaf en España supone para los usuarios un ahorro de aproximadamente 150 euros al mes con la tarifa eléctrica supervalle, en comparación con un coche diésel si se conducen una media de 50 km diarios. Es decir, casi 1.800 euros de ahorro por año.

Otra de las posibles pegas que frena a muchos consumidores a la hora de comprar un vehículo eléctrico es la autonomía de uso. en la actualidad práticamente la totalidad de los coches eléctricos de nuestro mercado superan los 150 km. Estudios recientes exponen que el 80% de los desplazamientos diarios en días laborales son inferiores a 80 km, por lo que el coche eléctrico cubriría con su autonomía la mayoría de trayectos.

En cuanto a los costes de mantenimiento, la arquitectura técnica de un vehículo de este tipo, con un 90% menos de componentes que otro diésel o de gasolina, asegura costes de mantenimiento muy inferiores: no necesita aceite motor, lleva menos filtros y no hay que sustituir ni revisar correas o embragues. Y las pastillas de freno duran más gracias a su sistema de frenada regenerativa que carga de forma parcial la batería.

Según estimaciones realizadas por el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE) con la introducción de 1.000 vehículos eléctricos en una ciudad se dejarían de emitir más 30.000 kg anuales de gases contaminantes (incluyendo CO, NOx, HC...), y más de 2 toneladas de CO2.