España, país de referencia para las pruebas de coches autoconducidos

En España, las pruebas se realizan según el reglamento aprobado por la DGT

Actualizado:

Para que el vehículo autónomo sea una realidad, la principal necesidad «pasa por aprobar un marco regulatorio armonizado». Indra, a través de los trabajos realizados en colaboración con las autoridades de transporte de los países involucrados, como la DGT y la Autoridad Nacional de Seguridad Vial (ANSR por su siglas en portugués), intentará generar recomendaciones de cara a que la legilación en los distintos países europeos sea más homogénea, sugiriendo políticas y aspectos de normativas.

Desde la compañía no identifican importantes obstáculos legales para el despliegue del nivel 3 de conducción autónoma, no obstante, para los niveles 4 y 5, se prevé la necesidad de realizar modificaciones significativas en la legislación de la Unión Europea (UE). Cambios hacia, por ejemplo, normas de tráfico, conectividad, permiso de conducir, seguridad vial, marco de responsabilidad, señales de tráfico, seguros, robo y ciberseguridad, entre otros.

En España, las pruebas se realizan según el reglamento aprobado por la DGT, que pone a disposición de empresas y centros de investigación una normativa abierta para la realización de ensayos, al no estar condicionada por la Convención de Viena. Esta recoge desde 2016 una nueva enmienda que permite a un vehículo conducir, siempre y cuando el sistema «pueda ser anulado o apagado por el conductor». Gracias a este reglamento, el grupo galo PSA fue pionero en 2015 al realizar un viaje de prueba sin conductor, recorriendo 599 kilómetros desde Vigo hasta Madrid.

Por otro lado, el Parlamento alemán aprobó en marzo de 2017 una ley que permite la circulación de vehículos autónomos siempre y cuando haya un conductor que sea el responsable último de su manejo. El país germano dispone también de un código ético que establece que la protección de las personas y de la vida humana está por encima de la protección de las cosas. Este código apunta a convertirse en una referencia para todo el continente.