ABC

¿Cuál es el mejor momento para vender un coche usado y sacar lo máximo posible?

Desde Autocasión nos explican cuál es el mejor momento para hacerlo al mejor precio, tanto a qué época del año es la mejor como cuál es la edad del vehículo que menos nos hará perder

MadridActualizado:

Cuántas veces nos habremos hecho la misma pregunta, ¿debería vender mi coche ahora o esperar un poco más? Y es que saber reconocer cuál es el mejor momento para deshacerse de un vehículo con el fin de sacar el máximo beneficio posible no es tarea fácil. Sin embargo, hoy por hoy contamos con más medios que antes para poder estar más al tanto de la depreciación de nuestro automóvil, esto es, el valor que pierde este cada año; lo que nos ayudará, sin lugar a dudas, a la hora de escoger el momento de venderlo.

Desde Autocasión indican que hay dos maneras de entender cuál es el mejor momento para vender el coche: si queremos recuperar el máximo dinero posible o si queremos no perder más dinero. El primer planteamiento se refiere a en qué momento vender el coche sin que se haya depreciado demasiado, mientras que el segundo lo que quiere es saber qué indicadores debe seguir para saber que el coche ya ha dado lo mejor de sí y es el momento de darle un relevo.

Lo primero que debemos tener claro es que los cinco primeros años del coche son los que acumulan las mayores depreciaciones. A partir del quinto año va perdiendo valor muy lentamente, pero, sobre todo el primero y el segundo, su depreciación es brutal y, cuanto más alto de gama sea, peor.

Por otro lado, debemos ser conscientes de que cuanto menos años tenga el coche, su valor en las tablas de tasación de Hacienda serán mayores, por lo que pagarán un mayor impuesto de transmisión de patrimonio. Este hecho puede hacer que sea interesante realizar la venta a través de un compraventa, pues su comisión será probablemente menor que el impuesto que se debe pagar entre particulares.

Los cinco primeros años del coche son los que acumulan las mayores depreciaciones

Además de la edad del coche, hay otros factores que lo deprecian. El más importante es su kilometraje y aquí hay una barrera psicológica evidente: los 100.000 km. En el momento que el marcador tiene seis dígitos el coche baja en picado su cotización.

Asimismo, también conviene estar atento a las novedades del mercado y de la ley. Por lo general, un cambio de generación del modelo suele implicar una caída del precio. Y, con el tema de las emisiones y las restricciones que se imponen cada vez más en las ciudades, el precio de los coches diésel del mercado de ocasión se está desplomando, mientras que el de los híbridos y eléctricos ha cobrado vida de repente.