Comobity, la app que la DGT quiere potenciar para frenar las muertes de ciclistas

Lanzada en 2015, la app, que permite informar a peatones, ciclistas y conductores de su mutua presencia y de obstáculos en la vía, ha pasado hasta ahora bastante desapercibida

Actualizado:

El ministerio del Interior y la DGT están dispuestas a hacer todo lo posible por poner freno a las muertes de ciclistas en carretera. El ministro Juan Ignacio Zoido aprobó ayer una serie de medidas «urgentes» con este objetivo, entre las que se incluye la potenciación de la aplicación móvil Comobity.

Lanzada en 2015 -el vídeo que está sobre estas líneas es de esas fechas-, la app ha pasado bastante desapercibida hasta la fecha, y sus cuentas en redes sociales llevan sin emitir mensajes desde septiembre de 2016.

Comobity permite a los conductores conocer la presencia de peatones y ciclistas cerca de ellos, para tomar precauciones y evitar atropellos. Y, lógicamente, para que los propios ciclistas o peatones puedan tener la tranqulidad de saber que los conductores saben de su presencia. Es decir, ayudará a una movilidad más segura.

La app es gratuita, no requiere datos personales y en ningún caso la DGT guarda ningún dato de quienes estén registrados, como la velocidad a la que pudieran circular.

El conductor conectado recibe un aviso de que a 500 metros hay un ciclista o un peatón, tiempo suficiente para tomar precauciones. Y verá cómo, según su acercamiento a uno u otro, diferentes iconos de la app van pasando de verde a naranja y rojo avisando del peligro. La alerta le llegará por voz para evitar distracciones, funcionará en todo el territorio nacional y se activará de día y noche, cuando se enciendan las luces.

Comobity también avisará a los conductores registrados de incidencias en la carretera, como retenciones, obras o incidencias temporales, sobre la presencia de grupos de ciclistas o de peatones, así como meteorología adversa. También permitirá saber si el usuario tiene problemas de conexión, fallos en el servidor o el número de notificaciones.

La semana pasada, el director general de Tráfico, Gregorio Serrano, presentó en el Congreso del Vehículo Conectado (Connected Hub)del Salón del Automóvil de Barcelona un nuevo modelo de gestión de la movilidad digital con el objetivo de reducir los riesgos de sufrir un accidente, evitar un atasco o proteger a los usuarios más vulnerables.

La DGT denomina a este modelo, basado en contactar con los conductores a través de su smartphone, plataforma DGT 3.0, y destinará a ello un presupuesto de 4 millones de euros durante un período de 4 años.

Además del fomento de esta aplicación, Zoido anunció ayer que la Dirección General de Tráfico (DGT) pondrá como medida la «restricción y eliminación del permiso de conducir» a aquellos conductores que hayan cometido delitos por alcohol y drogas de manera reincidente, es decir, que hayan delinquido, al menos, dos veces en dos años. La DGT también iniciará sanciones administrativas en aquellos casos en los que el juez considere que la infracción no es constitutiva de delito.

Otra medida aprobada en el Comité fue la elaboración de un Plan Especial para la vigilancia de las «conductas peligrosas», según ha comentado Zoido, que cometan los conductores con respecto a los ciclistas, que se llevará a cabo con medios aéreos y terrestres.