Cómo funcionan las pantallas holográficas: tecnología de los «cazas» para tu coche

La visualización frontal (HUD) es un sistema que proyecta en el parabrisas información relevante para el usuario sin que este necesite apartar la vista de la carretera

MADRIDActualizado:

Un Head-Up-Display es un sistema que muestra información relevante del vehículo, como la velocidad, la limitación de velocidad o las indicaciones del navegador en el parabrisas del coche o sobre una lámina de plástico transparente. Es un paso más a las grandes pantallas que ya se han convertido casi en un elemento de serie en prácticamente todos los modelos a la venta en España.

Este sistema nació en la década de 1950, cuando algunos aviones de combate empezaron a equiparse con estos sistemas que ‘colocaban’ la pantalla (display) a la altura de la cabeza (Head-Up).

El sistema se basa en la reflexión de la luz, ya que mediante un sistema de espejos un haz que proyecta la información rebota hasta un punto imaginario situado a unos dos metros por delante del parabrisas. Así el conductor puede ver nítidamente toda la información como si saliera de la luna delantera. En algunos modelos la información se proyecta sobre un soporte de plástico transparente situado entre el tablero y la luna.

El primer coche que montó un Head-Up Display fue un Oldsmobile Cutlass Supreme fabricado por General Motors en 1988. Desde entonces hasta ahora el sistema ha seguido una gran evolución.

Lo más reciente es el sistema desarrollado por Continental, que va a desarrollar junto a DigiLens, expertos en dispositivos holográficos, las nuevas pantallas Head-Up Display (HUD).

A diferencia de otros sistemas similares basados en el reflejo «en espejo», la novedad que presenta el Head-Up Display desarrollado por Continental y Digilens es que, en lugar de utilizar espejos que dirijan y amplíen las imágenes, la tecnología de guía de onda holográfica difracta la luz, reduciendo así el hardware y el volumen del eje vertical; esto permite un área de visualización más amplia, aumentando el campo de visión a tiempo que se reduce el tamaño de la superficie necesaria para la proyección.

«Reduciendo el tamaño del Head-Up Display, esta tecnología de guía de ondas de realidad aumentada cuenta con potencial para revolucionar el mercado, al apostar por diferentes aplicaciones además de la automoción, como cascos de moto o aviación», señala Thorsten-Alexander Kern, jefe de desarrollo de producto HUD de Continental.

«Tras numerosas demostraciones a clientes y como resultado a sus favorables respuestas, nos entusiasma la idea de intensificar nuestros esfuerzos para acelerar el desarrollo de esta tecnología» señala Chris Pickett, CEO de DigiLens.

Continental cuenta ya con el 18% de participación en DigiLens, empresa puntera en dispositivos holográficos con sede en Silicon Valley.