Cómo conducir con nieve

Además de reducir la adherencia de los neumáticos también limita la velocidad, por lo que si nos encontramos con una nevada en la carretera hay que tener en cuenta una serie de recomendaciones

MADRIDActualizado:

Ir provistos de cadenas o llevar neumáticos de invierno puede ser la clave entre circular por una carretera nevada o tener que hacer una pausa en nuestra ruta hasta que mejoren las condiciones meteorológicas.

En todo caso, en pleno temporal de frío y nieve, conviene recordar que este elemento no solo reduce considerablemente la adherencia de nuestros neumáticos sobre la carretera. También limita nuestra visibilidad y puede incluso impedir la circulación si no se dispone de cadenas Y no basta con tenerlas. también hay que saber cómo colocarlas. [Pincha aquí para ver cómo se colocan las cadenas del coche]

Cómo poner las cadenas de nieve en un minuto

Entre los riesgos que entraña circular con nieve están que oculta señales y marcas viales, reduce la visibilidad del conductor y puede producir sensación de mareo. Con los primeros copos de nieve, la calzada se vuelve muy resbaladiza. A medida que el espesor de esta crece, aumentan las dificultades y no podrá circular sin cadenas.

Ante una nevada, lo primero que tenemos que hacer, según las recomendaciones de la Dirección General de Tráfico (DGT) es encender las luces de cruce, reducir la velocidad y aumentar la distancia de seguridad. Es mejor circular por las rodadas de otros vehículos y evitar mover el volante de forma brusca.

Al iniciar la marcha del veículo, no acelerar y sortar suavemente el pie del embrague. Para subir pendientes, utilizar la marcha más larga posible para no patinar sobre la calzada.

Hay que tener en cuenta que las cadenas para la nieve se colocarán temporalmente, y solo cuando haya nieve. No se puede circular sobre una calzada sin nieve con cadenas. Según el tipo de cadena de que se trate es incómodo, es ruidoso, y hasta se puede maltratar el neumático y la llanta, o la propia cadena y el asfalto.

Las cadenas deberán colocarse en las ruedas motrices. Si el coche es de tracción delantera se colocarán en las dos ruedas delanteras. Si el coche es de propulsión trasera las cadenas se montarán en las ruedas traseras. Si el coche es de tracción integral (4×4) hay que colocar cadenas en las cuatro ruedas, pero si no queda otro remedio, servirá instalarlas en las delanteras, que al mismo tiempo son motrices y directrices.

Con las cadenas puestas deberemos circular a una velocidad moderada, como máximo a unos 50 km/h. Y cuando las quitemos es aconsejable aclararlas con abundante agua, para eliminar la sal de las carreteras y otros restos que puedan oxidarlas y dañarlas. Hay que secarlas bien antes de guardarlas.