Los coches interpretarán las ondas cerebrales del conductor para ayudar en la conducción autónoma

Una tecnología desarrollada por Nissan pretende acelerar los tiempos de reacción y permitirá que los automóviles se adapten al conductor para una conducción más placentera

Actualizado:

Todo bajo control del coche... incluyendo las ondas cerebrales del conductor. Nissan mostrará en el CES 2018 la tecnología pionera de Nissan Brain-to-Vehicle (B2V), que interpreta las señales del cerebro del conductor para asistir a la conducción y para ayudar a los sistemas del vehículo autónomo y manual a aprender del conductor.

Según una fuente de Nissan consultada por The Verge, esta tecnología, que podría ser implementada «dentro de 5 o 10 años», es posible debido a que a cada actividad el cerebro asigna unos patrones específicos, que pueden ser medidos gracias a una electroencefalografía. Ello requiere, al menos por ahora, el uso de una especie de diadema equipada con electrodos que se apoya en el cráneo del conductor, como muestra un vídeo difundido por la compañía [sobre estas líneas].

Nuevo Leaf
Nuevo Leaf

La tecnología pretende acelerar los tiempos de reacción y permitirá que los automóviles se adapten al conductor para una conducción más placentera, y supone la base de uno de los puntales en los que la marca japonesa imagina que se asentará el futuro de la automoción, junto con la conectividad y la electrificación. Representante de este último es su nuevo eléctrico Leaf, que también se exhibirá en la muestra tecnológica.

La nueva generación del Nissan Leaf, el vehículo eléctrico más vendido del mundo, combina conducción eléctrica 100% cero emisiones con avanzadas tecnologías como ProPILOT, e-Pedal y mayor conectividad. Este icono de la movilidad inteligente Nissan salió a la venta en Japón en octubre de 2017.

IMx

También estará presente el SUV concept eléctrico IMx, que promueve una conexión más fuerte entre coche y conductor. Tiene un conjunto completo de capacidades de conducción autónomas, cuatro asientos y un propulsor eléctrico con más par motor que el Nissan GT-R.