La «armada invencible» de Nissan celebra el décimo cumpleaños del Qashqai

La marca nipona presentó sus nuevas versiones en el segmento «croossover»

CádizActualizado:

Se ha convertido en líder de ventas tanto en España como en Europa y acaba de cumplir su décimo aniversario. Aprovechando el cumpleaños del Qashqai, Nissan ha puesto sobre la mesa todas sus cartas en el segmento «Crossover». Una interesante propuesta tanto para el Juke –el más pequeño de este segmento– y el X-Trail, la verdadera revelación que se presenta con nuevas motorizaciones más potentes y nuevas transmisiones. Por su parte, el protagonista de la fiesta, el Qashqai, celebra su aniversario con una edición especial equipado con escudo de seguridad, techo solar, barras para el techo, asientos «premium», retrovisores de carbono y una larga lista de extras que lo convierten en todo un objeto de deseo. Eso sí, con un número limitado de medio millar de unidades.

En cuanto al X-Trail, desde primeros de enero se pueden encontrar sus nuevos motores –2.0 dCi de 177 cv– y su cambio Xtronic con transmisión 4X4 una tentadora opción que conviene no descartar. El más pequeño de la saga «croosover», en su versión Juke Dark Sound Edicion, demostró durante la presentación por qué brillará en innovación, diseño –con la posibilidad de crear nuestro propio modelo exclusivo– y, cómo no, sonido. A este Juke se le pueden añadir seis altavoces, para contentar a melómanos empedernidos. Para verlo habrá que esperar al próximo mes de abril, cuando también verá la luz la quinta generación de un irreconocible Micra.

Nissan se configura así como una marca en plena expansión y con ganas de mirar al futuro. Algo que queda patente tanto en los nuevos diseños como en las nuevas motorizaciones. Todo ello, sin olvidar la particular apuesta de la marca nipona para satisfacer la creciente demanda de conectividad total de los nuevos clientes.

Trío de ases sobre el terreno

ABC pudo probar sobre el terreno, a lo largo de toda una jornada, del trío de ases de Nissan: Juke, Qashqai y la joya de la corona, el X- Trail. Tres tramos con diferente escala de dificultad en las que resultó imposible no dejarse llevar por las emociones tan dispares que general estos tres modelos. El Juke, peqeño pero apto para funcionar como un auténtico todo camino, sorprende por su versatilidad a la hora de adaptarse a la carretera y a las dificultades de la gran ciudad.

El Qashqai, un «crossover» familiar para «batallar» tanto en ciudad como en el campo, gusta por su amplio puesto de conducción, la comodidad en marcha y por un salpicadero donde poder encontrar todo lo que se necesita sin volverse loco. Todo a mano y fácil de manejar sin renunciar a unos acabados acordes al precio (21.550 E). Durante la prueba salió airoso de todas las situaciones inesperadas –baches , piedras , fango e, incluso, algún morlaco que se cruzó en el camino–.

A esta experiencia «croosover» le faltaba la guinda y, ésta, la puso el X-Trail. Este modelo deja un margen el «juego» y se presenta como el más aventurero del trío de Ases. Troncos, barrizales , desniveles , piedras. Toda una coctelera de obstáculos en la que la espalda del conductor sale bien parada. Todo ello gracias a una suspensión extraordinaria, a un potente motor diésel que aumenta en 47 cv (hasta los 177) respecto a la edición anterior. Más dinamismo, con un aspecto exterior que no cambia, que debe en parte su éxito al cambio CVT- X tronic. Un aliciente determinante para una conducción fácil en la que solo puedes preocuparte de disfrutar del camino.