Alertan del número creciente de reparaciones de parabrisas defectuosas

Es probable que esta cifra aumente a medida que crezcan las tecnologías de ayuda al conductor tras el cristal

Actualizado:

Es previsible que las reparaciones de poca calidad de parabrisas aumenten debido al creciente número de sistemas de ayuda avanzada al conductor (ADAS, por sus siglas en inglés) integrados en el cristal. Así por lo menos lo afirman los expertos de posventa de Nissan, que han confirmado que al menos uno de cada cinco parabrisas que examinan actualmente requiere tareas de reparación posteriores.

La razón son las fijaciones mal realizadas o una calibración imprecisa de la tecnología de seguridad instalada detrás del cristal. La mayoría de operadores móviles son incapaces de calibrar con precisión los parabrisas tras una reparación o sustitución del parabrisas en carretera.

Nissan cree que el mayor uso de las tecnologías de ayuda al conductor situadas en el parabrisas hará crecer todavía más esa cifra, lo cual afectará a las compañías aseguradoras y a los conductores.

Los parabrisas modernos han pasado a ser cada vez más importantes para el diseño y la seguridad de los vehículos, ya que muchos sistemas de ayuda inteligente al conductor funcionan mediante cámaras y sensores instalados en las zonas acristaladas.

Más del 40 % de sustituciones o reparaciones del parabrisas requieren experiencia técnica relacionada con la calibración de las cámaras y los sensores. Dado que 9 de cada 10 sustituciones de parabrisas se gestionan mediante el seguro, resulta vital para la seguridad del cliente y la integridad del vehículo que las operaciones de reparación y calibración se lleven a cabo de manera precisa y correcta.

Actualmente los coches tienen más cristal que nunca, ya que la zona acristalada total del vehículo medio ha aumentado más de un 15 % desde 2000. Sin embargo, el grosor del mismo ha disminuido a menos de 4 mm en algunos casos, para reducir el peso total y limitar así las emisiones de CO2.

El estado del parabrisas está actualmente incluido en todas las revisiones obligatorias anuales de seguridad en los mercados europeos. Los técnicos de la red Nissan de reparación están perfectamente cualificados para realizar reparaciones usando el equipamiento más adecuado. Desde el punto de vista de la compañía aseguradora, la calidad, la consistencia y la eficiencia de la reparación tiene efectos en la satisfacción del cliente y en el coste de la póliza.

En los vehículos Nissan, dichas tecnologías incluyen el sistema anti-colisión frontal inteligente, el reconocimiento de señales de tráfico y el control de crucero inteligente, así como el control de temperatura, la acústica y las funciones de lluvia e iluminación.

ProPILOT es la más moderna innovación de Nissan en cuanto a tecnologías de ayuda al conductor, y se incorporará al nuevo Nissan LEAF y al aclamado crossover Qashqai a partir de la primavera de 2018. ProPILOT funciona gracias a cámaras y sensores situados en el parabrisas.

Según Jean-Christophe Mercier, vicepresidente de Posventa de Nissan Europa, los parabrisas son cada vez más una parte integral del funcionamiento y seguridad generales de los vehículos modernos, «por lo que Nissan está expandiendo el alcance y la accesibilidad de su red certificada para mantener la integridad de todos los vehículos que llevan el distintivo Nissan, desde el primer propietario en adelante».