Motor - Reportajes

Alemania solo quiere coches eléctricos desde 2030

La norma se inscribiría en la promesa del ejecutivo germano de reducir la emisión de dióxido de carbono de un 80% a un 95% en 2050

Alemania solo quiere coches eléctricos desde 2030

Parece que Alemania está a punto de convertirse en el primer país en fijar fecha límite para la prohibición de la circulación de coches térmicos, según la publicación electrek. Precisamente, India ha confirmado recientemente que evalúa una medida similar para que toda su flota sea eléctrica en 2030, y tanto el gobierno holandés como el noruego discuten prohibir las ventas de automóviles con motor térmico desde 2025.

Pero mientras que los Países Bajos y Noruega luchan por los aspectos técnicos, un alto funcionario del gobierno germano ha confirmado la intención del ejecutivo de imponer un mandato para que todos los vehículos nuevos matriculados en el país desde 2030 estén libres emisiones. La norma se inscribiría en la promesa de reducir la emisión de dióxido de carbono de un 80% a un 95% en 2050. El Ministerio de Medio Ambiente alemán ha confirmado que la industria del transporte se está quedando atrás en su plan para reducir las emisiones de carbono y que sus niveles se mantienen casi sin cambios desde la década de los 90.

No obstante, el pasado diciembre Alemania se sumó a la alianza internacional de vehículos sin emisiones que ambiciona que todos los coches de pasajeros sean de este tipo en 2050.

En esta línea, el consorcio automovilístico Daimler, uno de los más importantes del país, acaba de anunciar un plan de movilidad eléctrica que abarcará la totalidad de sus marcas.

Incentivos

En abril, Alemania anunció un nuevo programa de incentivos a la adquisición de coches eléctricos, un descuento de 4.000 euros. En este sentido, la firma estadounidense Tesla emitió una queja alegando que el gobierno y los fabricantes de automóviles alemanes les han excluido de estos beneficios a favor de los fabricantes locales.

Alemania cuenta con una flota de 45 millones de vehículos, con unos 150.000 híbridos y 25.000 vehículos totalmente eléctricos. Se calcula que a partir del nuevo mandato se tardarán unos 20 años en reemplazar la totalidad del parque.

Previsiblemente, el nuevo programa de incentivos ayudará a aumentar las ventas a corto plazo, pero el objetivo del mandato va más allá, con la vocación de animar a los fabricantes de automóviles para ampliar su oferta de emisiones cero. Esto podría significar un nuevo impulso a la tecnología de pila de combustible que los fabricantes alemanes han discutido últimamente, incluyendo la producción de baterías planificada por el Grupo Volkswagen y el nuevo plan de movilidad de Daimler.

Toda la actualidad en portada

comentarios