Agua y C02: la receta del diésel sintético, el combustible «milagro»

Este biocombustible, generado mediante energía renovable, tiene el potencial de hacer que los motores de combustión convencionales funcionen prácticamente con una huella de CO2 neutral

BerlínActualizado:

Con la Cumbre del Clima de Bonn, el primer litigio por explotación de petróleo en el Ártico y la recomendación del fondo soberano noruego a desinvertir en petroleras y gasistas como telón de fondo esta semana, no sorprende que Audi anuncie su plan de construir una planta de diésel limpio. La presión contra la producción de combustibles fósiles aumenta con el compromiso internacional al cambio climático postdieselgate, y el fabricante alemán de coches de alta gama y deportivos con sede en Baviera apuesta por alternativas ecológicas a los eléctricos o híbridos.

Junto a la compañía alemana Ineratec y la suiza Energiedienst, Audi planea instalar una planta piloto en Suiza para investigar y producir e-diesel, un combustible sintético que permite que el motor tenga unas emisiones «casi neutrales». Las tres compañías se instalarán en Laufenburg -provincia sede de Energiedienst - y su construcción comenzará a principios del próximo año.

El constructor alemán de coches lleva años investigando la producción de ecocombustibles como el e-gas, la e-gasolina o el citado e-diesel.

Microprocesos

La planta convertirá el excedente de energía hidroeléctrica en el combustible sintético a través de electrólisis y, ya en marcha, producirá 400.000 litros anuales, ha asegurado la propia marca. Las obras comenzarán ya el próximo año. El principio químico de electrólisis permite que, en una primera fase, se genere energía verde en la central hidroeléctrica (hidrógeno y oxígeno del agua). Posteriormente, se utiliza una «tecnología de microprocesos» para que el hidrógeno reaccione con el CO2 (obtenido de la atmósfera o de gases residuales biológicos) y se formen así compuestos de hidrocarburos de cadena larga. El proceso anterior da como resultado, por una parte, el e-diesel y por otra, ceras que se utilizan en otras áreas de la industria.

Ésta es la segunda asociación de la marca en un proyecto para investigar «el principio de poder-líquido», ya que desde 2014 ha estado trabajando junto con la corporación de tecnología energética Sunfire en Dresde (Alemania). Sunfire está explorando la fabricación de e-diesel utilizando el principio anterior, pero aplicando tras tecnologías diferentes. Los otros proyectos de ‘e-combustibles’ de Audi incluyen su propia instalación de energía de gas en Werlte (Alemania), que fabrica e-gas (metano sintético) para los modelos A3, A4 y A5 de su gama g-tron.

El fundador de Audi, August Horch (1868-1951), fue uno de los pioneros de la industria automovilística alemana y esa misión se mantiene en los actuales directivos de la empresa que esperan encontrar una fuente de energía libre de emisiones CO2 sin electricidad. Según Audi, en los combustibles sintéticos puede estar la respuesta: en esta fase experimental, el diesel sintético se producirá empleando el agua de una central hidroeléctrica y se separará las moléculas de oxígeno e hidrógeno mediante electrólisis, para reaccionar más tarde con el CO2 que obtendrán del aire.

El experimento se resume en desarrollar un diesel sintético limpio que se obtiene a partir de agua y CO2, mediante el uso de electricidad procedente de fuentes de energía renovables (hidroeléctrica). Desde finales de 2014 Audi trabaja en el desarrollo de un combustible sintético con el que encontrar un equilibrio entre las emisiones de CO2 emitidas por sus vehículos y su capacidad de eliminar este gas de la atmósfera, lo que se conoce como balance cero de emisiones. El diésel limpio podría mezclarse en cualquier proporción con diesel convencional o usarlo en solitario.

Planta de generación de combustibles sintéticos de Audi
Planta de generación de combustibles sintéticos de Audi

El e-tron

La empresa subsidiaria del Grupo Volkswagen se mantiene con la filosofía Horch: «a la vanguardia de la técnica». Con este principio, Audi ha desarrollado su tecnología e-tron. Se trata de los últimos avances de Audi en materia de coche eléctrico e híbrido que ha escenificado en el llamado «The e-tron room», una experiencia en la que los conductores más aventureros deberán superar una serie de pruebas y retos de la mano de la tecnología más futurista para lograr “escapar” del presente y llegar así al futuro de la movilidad eléctrica. «The e-tron room» permanecerá en Madrid hasta el 30 de noviembre (calle Palos de la Frontera, 20) tras el éxito alcanzado en Barcelona, donde participaron un total de 880 personas durante tres semanas. El Audi e-tron es una serie de prototipos de automóviles deportivos a base de electricidad, los modelos son: e-tron frankfurt, e-tron detroit e e-tron spyder.