El 62% de los españoles no renunciaría al placer de conducir aunque llegara el vehículo autónomo

En España, el 86% de los conductores disfrutan conduciendo, siendo la independencia que proporciona (72%) la razón principal para hacerlo

MadridActualizado:

Aunque todavía parezca algo muy lejano, el coche autónomo ya es una realidad. Ya es posible recorrer una ciudad congestionada como Tokio en un coche autónomo, sin necesidad de tocar el volante ni los pedales, además de que la legislación avanza a pasos de gigante. No obstante, aunque este tipo de movilidad gana terreno, todavía no logra convencer a los conductores. Los cambios acarrean siempre consigo una dosis de escepticismo, de miedo al cambio y, sobre todo, de incertidumbre.

No hace todavía mucho, en el año 2012, tres de cada cuatro automovilistas españoles deseaba que la conducción autónoma fuera algo habitual en el plazo de 25 años, a fin de liberarse de la tarea de estar pendientes del volante en todo momento. Así lo recogió el informe «El Coche del Mañana» de la plataforma de vehículos en red AutoScout24. Un estudio que también puso de manifiesto que 9 de cada 10 españoles apostaba por un vehículo inteligente que garantizara «seguridad en carretera y que tranformara su experiencia al volante», incluso conduciendo por ellos.

No obstante, y ya en la actualidad, cuando esta tecnología ya es el presente, no todos parecen dispuestos a renunciar al placer de conducir. Y es que casi dos de cada tres conductores en España quieren seguir teniendo la posibilidad de conducir aunque los vehículos autónomos se generalicen, según una investigación de gran alcance presentada este jueves 14 de diciembre por Mazda y llevada a cabo por la prestigiosa empresa de estudios de mercado global Ipsos MORI.

Concretamente, el 62% de los españoles encuestados preferirían conducir a pesar de poder utilizar un coche autónomo, porcentaje que se sitúa ligeramente por debajo de la media europea (66%). Es más, el estudio Ipsos (encargado como parte de la campaña Drive Together de Mazda, diseñada para celebrar el placer de la conducción) concluye que en España el 86% de los conductores disfrutan conduciendo, siendo la independencia que proporciona (72%) la razón principal para hacerlo.

Los conductores españoles encuentran el placer de conducir «estimulante» (28%) y «emocionante» (21%). Por otra parte, la investigación señala que la actividad que 8 de cada 10 españoles prefieren realizar para disfrutar conduciendo es «viajar por España», y el 66% afirma haber hecho un viaje doméstico en coche en el último año. Además, el 35% de los españoles encuestados está de acuerdo en que conducir corre peligro de convertirse en un «placer olvidado», el 56% coincide en que «conducir es mucho más que ir de A hasta B» y el 62% cree que «ir en coche con la familia o con amigos puede ser una experiencia especial».

Los conductores españoles encuentran el placer de conducir «estimulante» y «emocionante»

«Como marca, nos encanta conducir, y este estudio demuestra con gran nitidez que un enorme número de conductores europeos están con nosotros; por supuesto, los vehículos autónomos van a tener un papel, pero para nosotros, y al parecer para muchos otros, lo cierto es que no hay nada como el placer físico de conducir», ha detallado Jeff Guyton, presidente y consejero delegado de Mazda Motor Europe.

«Por eso en Mazda creemos en situar al conductor en el centro de todo lo que hacemos, y por eso nuestra actual campaña Drive Together se centra en el vínculo entre el vehículo y el conductor. A eso lo llamamos Jinba Ittai, que es la expresión japonesa empleada para describir la armonía perfecta entre un jinete y su caballo. Esa filosofía centrada en el ser humano es la base de nuestra actividad, y nos ayuda a crear automóviles que reduzcan la distancia entre el conductor y su vehículo», ha añadido.