Claves para elegir la autocaravana que más se ajusta a nuestras necesidades
Con la casa a cuestas hasta el último rincón: las autocaravanas aúnan transporte y alojamiento.

Claves para elegir la autocaravana que más se ajusta a nuestras necesidades

Actualizado:

Con alguno de estos «apartamentos rodantes» podremos llegar hasta el fin del mundo. Son buena alternativa para viajar sin necesidad de preocuparse por la reserva del hotel.

123456789
  1. Todo en uno

    Con la casa a cuestas hasta el último rincón: las autocaravanas aúnan transporte y alojamiento.
    Con la casa a cuestas hasta el último rincón: las autocaravanas aúnan transporte y alojamiento.

    Transporte y alojamiento todo en uno. Así es el concepto autocaravana, una fórmula para tiempo libre por la que a estas alturas han optado más de 1.300.000 europeos, sobre todo de países como Alemania, Francia e Italia, y que en España se viene abriendo paso a buen ritmo.

    Sustentadas sobre chasis de furgones de distintos tamaños y longitudes, incluso de camión en el caso de las de mayor tamaño, permiten al autocaravanista ser autosuficiente hasta en zonas no equipadas, pues estos vehículos van provistos de baterías o generadores eléctricos, tanques de agua potable, calefacción y, en el caso de los más sofisticados, baño con aseo y ducha y sistema de drenaje de agua sucia. Al mismo tiempo, cuentan con tomas especiales para utilizar los suministros y servicios de los camping.

    Como luego veremos, conducir una autocaravana media no entraña problema, una vez hechos a sus dimensiones y características. Pero por seguridad y confort, conviene valorar determinados aspectos.

  2. Perfilada

    Sobre estas líneas, ejemplo de autocaravana perfilada.
    Sobre estas líneas, ejemplo de autocaravana perfilada.

    Se trata de uno de los modelos más interesantes porque combina buena espaciosidad —aunque no la de las capuchinas e integrales, que pueden llegar a superar los 3.500 kg de m.m.a. y llegar a los 6.500, en cuyo caso requieren carné de camión—, sin penalizar aerodinámica, peso, comportamiento en carretera, prestaciones y consumos. En realidad, son la alternativa más clara, por confort y equipamiento integral, a los cámper.Interior de una autocaravana perfilada.

    La autocaravana perfilada se soporta sobre distintos tipos de chasis de furgón, habitualmente de marcas como Fiat y Ford. Suelen admitir a cuatro pasajeros y cuentan con multitud de espacios de carga, además de una dotación más o menos completa según casos —siempre suficiente— en la que no faltan armarios, vestidores, mobiliario de cocina y baño.... También distribuyen su habitáculo en zona de cocina, comedor transformable y aseo. Pueden contar asimismo con climatización estacionaria a vehículo y motor parados.

  3. Integral

    Las integrales son los autocaravanas más completas... y caras.
    Las integrales son los autocaravanas más completas... y caras.

    En este caso, la cabina habitable forma un solo cuerpo con el tándem chasis-motor. Originales de Norteamérica, se trata del tipo más lujoso y caro.

    Es además la mejor solución para aquellos que requieran espacio cuando el peso no se considera un handicap. Su estética, bien carenada, difiere por completo del vehículo comercial del que procede, por lo que la cabina habitable se rediseña para utilizar de la mejor forma el espacio disponible. El área destinada a conductor y acompañante se fusiona con el entorno habitable durante los estacionamientos, para lo que las butacas delanteras son giratorias.

    Las butacas delanteras son giratorias en las autocaravanas integrales.

    Como anécdota, las integrales más lujosas suelen servir de alojamiento para pilotos de las competiciones de motor durante las carreras (los conocidos como motorhome). Las hay hasta con garaje para scooters y, como otras, adosan placas solares para corriente y antenas de TV.

  4. Cámper

    Volkswagen ofrece desde hace décadas autocaravanas cámper.
    Volkswagen ofrece desde hace décadas autocaravanas cámper.

    El cámper es una furgoneta adaptada que mantiene las dimensiones de la original, añade aislamiento térmico, muebles y sistemas para la vida a bordo, además de panelados y claraboyas. Pueden dotarse de techo realzado de vitrorresina, que alberga camas y espacio supletorios, aunque una vez abierto propicia un ingrato efecto «vela» si al viento le da por «soplar».

    Los cámper son más versátiles de lo que invitan a pensar a primera vista.

    Pese a contar con una habitabilidad inferior al resto de autocaravanas —suelen carecer de aseo—, son particularmente apreciadas al ser mucho más manejables y exhibir dimensiones inferiores. Esto permite mejores prestaciones y menor exigencia de combustible, aparcamientos más sencillos... Son famosos los de los años 60 y 70 los Bus de Volkswagen sobre base T1 y T2, pero también las transformaciones del especialista teutón Westfalia, que llegan a nuestros días sobre diversas plataformas, a menudo Ford, Mercedes-Benz y Volkswagen.

  5. Capuchina

    Ejemplo de una capaz autocaravana capuchina sobre chasis Iveco.
    Ejemplo de una capaz autocaravana capuchina sobre chasis Iveco.

    En este perfil de autocaravana, la cabina habitable se compone de un elemento externo conjugado durante la construcción con el conjunto chasis-motor. Una particularidad fácilmente apreciable en este tipo de autocaravana es el prolongamiento del extremo superior de la cabina sobre el área de conducción. Se trata de una de las versiones más extendidas al combinar la relativa facilidad de fabricación con la posibilidad de acomodar a un buen número de pasajeros: entre cuatro y seis personas. Y no penaliza los espacios comunes de a bordo. El interior de una autocaravana capuchina suele ser así de habitable.

    Así, es habitual en ellas que, junto a los dormitorios sigan operativos desde el salón a la cocina, y desde luego el aseo. Tampoco suele faltar un buen espacio para enseres y equipajes accesible desde portezuelas específicas situadas en la zaga del vehículo.

    Como las integrales, más caras por sofisticadas, son perfectas para estancias prologadas. Y es que pueden ganar «metros habitables» a partir de puertas laterales y enormes maleteros donde acoplar tiendas extraíbles, protegidas sobre todo frente a inclemencias meteorológicas.

  6. Legislación

    No podemos aparcar una autocaravana en cualquier sitio.
    No podemos aparcar una autocaravana en cualquier sitio.

    Hay aspectos a conocer para viajar en autocaravana y evitar sobresaltos legales, multas y discusiones con otros usuarios de la vía. Muchos agentes municipales desconocen la normativa sobre estos vehículos y la diferencia entre estacionar y acampar: se estaciona si cumple la normativa nacional de tráfico. Se puede comer o dormir dentro al ser un espacio privado, y se pueden calzar como medida de seguridad sobre firmes desnivelados para que no se muevan (pese a accionar el freno de mano); en casos así mejor apoyar una rueda directriz en el bordillo. En vehículos de más de 3.500 kg de m.m.a., si la inclinación es sensible ese calzo es obligatorio, pero no a base de piedras o similares. Elevar el techo o abrir claraboyas, si no excedan el perímetro del vehículo, es legal.

    La autocaravana se considerará acampada —mal estacionada— con más de una sillita fuera del vehículo, toldos extendidos, elementos que sobresalgan de su perímetro, patas o estabilizadores, y de igual modo cuando se producen vertidos de líquidos y emisión de ruidos molestos (música, generadores...). Si se llevan a cabo actividades consideradas como acampada, habrá que buscar un espacio habilitado, como campings, áreas de descanso, etc. Algunos documentos a tener a mano de cara a las autoridades son:

    - Instrucción 08/V-74 de la DGT.

    - La Movilidad en Autocaravana, según el Ministerio del Interior.

    - Carta de la DGT, que explica que la instrucción es de obligado cumplimiento.

  7. Precios y costes

    El precio de una autocaravana nueva es variable, pero rara vez baja de 40.000 euros.
    El precio de una autocaravana nueva es variable, pero rara vez baja de 40.000 euros.

    Una autocaravana de primera mano tiene un precio muy variable según el tipo de vehículo en el que estemos interesados. Para tener una idea aproximada, una de tipo capuchina o perfilada, que viene a costar lo mismo, no baja de 40.000 euros en el mejor de los casos, aunque todavía más caras son las de tipo integral, imposible por menos de 50.000 euros. En el polo opuesto, una autocaravana de clase cámper puede encontrarse desde poco más de 40.000 euros.

    Claro está, las tarifas son mucho más ventajosas en el mercado de segunda mano, con multitud de ejemplares y ofertas desde unos 20.000 euros, hablando de una cámper, de 25.000 a 30.000 euros si valoramos una capuchina o una perfilada, y por unos 35.000 euros si la intención es hacerse con una autocarvana integral usada.

    Baja siniestralidad

    El seguro de estos vehículos no es caro por su baja siniestralidad: ronda los 500 a 700 euros/año. A cambio, el mantenimiento es complejo por la cantidad de servicios incorporados: gas, electricidad, agua, neveras trivalentes... Hay quien es un «manitas» y se lo arregla todo, entre otras cosas porque los centros especializados para la puesta a punto no salen baratos.

  8. Alquiler como primera opción

    Alquilar una autocaravana es la mejor alternativa para introducirse en este mundo.
    Alquilar una autocaravana es la mejor alternativa para introducirse en este mundo.

    Según estimaciones, cada año visitan nuestro país 200.000 autocaravanas de toda Europa. Muchas son alquiladas para pasar unos días sin entrar en más gasto. En esto, hemos localizado ofertas de lo más diverso, pero en temporada alta una autocaravana perfilada cuesta 133 euros/día contratándola diez días; una capuchina sube a 163 euros; y una Integral no baja, para ese período, de 200 euros.

    Si además optamos por aparcar en un camping tendremos que añadir de 40 a 90 euros diarios, según la temporada; en áreas específicas se permite estacionar gratis hasta 48 horas, para evitar empadronamientos. Otra partida, para autocaravanas en propiedad que no quepan en casa, es el alquiler del garaje: unos 50 euros/mes en campas de periferia.

    A saber: en países de nuestro entorno, el límite de velocidad en autopista y autovía para estos vehículos es de 120 km/h, pero en España no pueden rebasar 100 km/h. Si bien las cámper, al matricularse como turismos, sí pueden llegar a 120 km/h en las vías nacionales que así lo contemplen.

  9. Consejos de conducción

    Conducir una autocaravana exige atender a ciertos aspectos.
    Conducir una autocaravana exige atender a ciertos aspectos. - Buena Ruta - Viajes en autocaravana (http://www.buenaruta.es/)

    No podemos circular con autocaravanas que excedan 3.500 kg con carné B, lo que sucede con integrales de doble eje y doble rueda traseros, ya sobre chasis de camión —obligan a un carné para esos vehículos—; aquellas suelen tener limitado el acceso y aparcamiento a cascos históricos.

    Al conducir una autocaravana hay que prestar mucha atención a su anchura y altura: dónde aparcamos, los puentes o arcos por los que pasemos, toldos y cables de telefonía y electricidad que podamos enganchar...

    Y ojo con el viento: acusan más inercias laterales y son sensibles a este fenómenos —atentos a la dirección al cruzarse camiones—. Agarran —sobre todo delante, pues el peso va detrás— y frenan peor que un turismo, y su gasto ronda los 11 l/100 km de gasóleo.