Motor - Novedades

Nuevo BMW Serie 5, ya lo hemos conducido

Los avances introducidos en el portaestandarte de la hélice, la Serie 7, llegan ahora a esta nueva berlina media, a la venta desde 49.400 euros. El chasis es uno de sus puntos fuertes

La nueva Serie 5 de BMW, competidora de los Audi A6, Infiniti Q70, Jaguar XF, nuevo Mercedes Clase E, Lexux GS 450h y Volvo S90, es la séptima entrega de una saga con cerca de 45 años a cuestas. El modelo, del que estamos seguros se va a convertir en una referencia de su categoría y que en 2017 añadirá versiones como un M5 de 600 CV o un inédito familiar Touring, está a la venta con entregas a partir de febrero. Nacido de una hoja en blanco, se estira hasta los 4,94 metros de longitud.

Es decir, crece 5 centímetros, que pueden parecer pocos pero que generan mayor sensación de amplitud interior sobre lo visto en su antecesor. De paso, el maletero sube a 530 litros, sobresaliente.

El diseño no protagoniza una revolución, pero los cambios están ahí y, como en el buque insignia de la marca, el Serie 7, el concepto ligero BMW EfficientLightweight (combina aluminio, acero, carbono...) permite al recién llegado una reducción de peso de 100 kg, que es mucho para ganar en comportamiento, consumos y prestaciones. De paso, optimiza aerodinámica hasta fijar, según versiones, un más que notable Cd de solo 0,22.

Hemos podido conducir la nueva Serie 5 por la costa lusa en el entorno de Lisboa, disfrutando de un soberbio chasís de nuevo cuño que, a nuestro juicio, es de lo mejorcito del coche. Filtra los baches con absoluta rotundidad, primando el confort en todo momento sin consentir balanceos ingratos (contiene bien al conjunto yendo a buen ritmo en tramos virados). Frena con potencia y comunica de forma fidedigna, a través de una dirección muy directa, qué pisan las ruedas. Una combinación tan acertada como difícil de lograr.

En la nueva gama, de calidad ejemplar, la tracción integral BMW xDrive puede asociar dirección activa integral: las ruedas traseras giran levemente en sentido opuesto a las delanteras a baja velocidad, para ganar maniobrabilidad, y en el mismo yendo rápido para cambiar de carril con agilidad.

El abanico mecánico logra mejoras de eficiencia de hasta el 12% incrementando prestaciones. Sin ir más lejos, el diésel más accesible, que a buen seguro será la versión popular, el 520d EfficientDynamics (automático en opción), arroja un promedio de 3,8 l/100 km (102 g/km). Todas las variantes de gasóleo (hay otra de 231 CV, una tercera que da 265 CV que le sienta como anillo al dedo, según nuestras primeras apreciaciones, y un poderoso 540d de 320 CV) aportan convertidor catalítico SCR, para neutralizar en lo posible las emisiones.

A todo ello, la gama (en gasolina con 184, 252, 340 CV, realmente ágil, y a medio plazo también 462 CV) contará con una declinación híbrida enchufarle gasolina/electricidad 530e iPerfomance, a la venta en marzo. Rinde 252 CV y homologa 44 g/km, con solo 1,9 l/100 km.

El nuevo Serie 5 recibe instrumentación totalmente digital y 4 opciones de acceso a su completo infoentretenimiento: el mando giratorio iDrive con base táctil en la consola, una pantalla también táctil de 10,25 pulgadas sobre el salpicadero (bajo estas líneas), comandos por voz y hasta comandos de gestos, como en el Serie 7. Por su parte, la instrumentación proyectada Head-up display es un 70% más grande y emite en alta resolución.

En seguridad y apoyo a la conducción, de todo, aunque mucho, previsiblemente, en opción: asistencia de dirección y mantenimiento en el carril hasta 210 km/h, asistente para cambio de carril y Speed Limit Assist con aplicación del límite de velocidad en el control de la velocidad, asistente de desviación no voluntario, advertencia de tráfico cruzado posterior (para recular con mayor seguridad), alerta de prioridad de paso, mantenimiento de carril con protección activa anticolisión lateral, indicación de puntos de peligro a través de la flota de vehículos de BMW conectada en red...

También, como en su 'hermano grande', llave display para, entre otros, estacionar por control remoto, desde fuera y sin conductor a los mandos. Una impactante floritura ideal para introducir el vehículo en plazas angostas.

Por cierto, mediante una nueva aplicación el flamante Serie 5 se convierte en un interesante asistente interactivo para su propietario: sincroniza calendario, correos y contactos vía Microsoft Exchange enlazando Smartphone, ordenador y automóvil.

Alumbrado LED adaptativo con distribución variable del haz y luces de carretera BMW Selective Beam sin deslumbramiento (con alcance de 500 metros opcional), un curioso concepto acústico interior con amortiguador de sonidos en el techo y parabrisas acústico, ajuste eléctrico del asiento (hasta con masaje y climatización) mediante sensores táctiles o integración completamente inalámbrica del móvil mediante carga inductiva, Apple CarPlay y conexión WLAN para hasta 10 dispositivos son otros más avances a su alcance.

Toda la actualidad en portada

comentarios