Llega el Hyundai más deportivo: i30 con «N» de Nürburgring

Desde 33.900 €, con 275 CV de potencia y con 1.944 posibilidades para configurar el modo de conducción

MADRIDActualizado:

En Hyundai se lo han tomado muy en serio a la hora de diseñar su primer «auténtico deportivo». Tanto como que el responsable de su nueva criatura, el i30N no es otro que Albert Biermann, que en su día se encargó del diseño de los BMW-M. La base para el nuevo modelo es el i30 de cinco puertas, con motor de 2 litros turbo y dos potencias disponibles, 250 y 275 CV, 353 Nm de par (378 Nm con función overboost), con una alta capacidad de respuesta y una entrega lineal de potencia.

Además de las modificaciones estéticas exteriores, con tomas de aire específicas, un ribete rojo en los faldones delantero y trasero, doble escape y retrovisores el color negro, el vehículo se ha transformado en profuncidad para ofrecer unas altas prestaciones con diversión al volante asegurada, pero sin abandonar la posibilidad de utilización «normal», tanto en ciudad como en carretera. El emblema N destacane n la parrilla frontal y en las llamativas pinzas de freno de color rojo. En la parte trasera, la tercera luz de freno triangular ubicada en el nuevo alerón negro brillante y el escape con doble silenciador subrayan el aspecto deportivo del modelo.

Pero no se trata solo de estética, ya que se han modificado las suspensiones (ahora de variación contínua , que modifica en cada momento tanto la compresión como el rebote), se ha añadido un nuevo diferencial N con autobloqueante mecánico con gestión electrónica, se han incorporado unos asientos deportivos, se ha mejorado la dirección, que es mucho más directa que la del i30 normal, se ha rebajado su altura en 8 mm y cuenta además con unos neumáticos de alto rendimiento. Con ello el coche se ha convertido en un «juguete» muy apetecible para conducir de forma alegre por carreteras de montaña y en circuito.

El tren delantero «N Power Sense» aporta mayor rigidez lateral logrando disminuir su peso en comparación con la versión convencional. El tren delantero N Power Sense envía información rápida y precisa desde el tren delantero al conductor, mejorando el agarre y transfiriendo la potencia del motor a la carretera con eficacia.

Por si fuera poco, dispone de un sistema de gestión de sonido del motor, y «Launch Control» que controla el par motor al arrancar desde parado, mejorando las prestaciones de aceleración. Este control se puede utilizar optimizando el modo de conducción N: con el control electrónico de estabilidad (ESC) desconectado y el embrague desacoplado, la primera marcha se puede meter inmediatamente soltando el pedal del embrague.

Otra función destacada es la «Rev Matching», que aumenta automáticamente las revoluciones del motor cuando el conductor cambia de una marcha más alta a una más baja. Y así, dependiendo del modo de conducción, permite cambios descendentes más suaves o más deportivos.

El cambio de marchas, solo manual de seis velocidades, tiene unos recorridos muy cortos y precisos, lo que aumenta la sensación de deportividad del modelo.

En el volante del i30 N nos encontramos con dos botones añadidos respecto al Hyundai i30 normal, con los que podemos seleccionar entre los cinco modos diferentes de conducción disponibles, incluyendo los modos N y N Custom, que ofrecen una amplia variedad de configuraciones, desde la más orientada al confort para desplazamientos diarios hasta el máximo rendimiento para circuito.

Los diferentes modos cambian por completo el carácter del vehículo, ya que modifican los parámetros del rendimiento del motor, los amortiguadores, el control electrónico de estabilidad (ESC), Diferencial N con autoblocante electrónico, el sonido, la dirección y la función Rev Matching. Esta última permite al conductor sincronizar las revoluciones del motor cuando se cambia desde una marcha más alta a una más corta, mientras que el Launch Control ayuda a lanzar el coche lo más eficazmente posible controlando la potencia y par motor. En total podemos disponer de hasta 1.944 combinaciones diferentes.

El Hyundai i30 N ya está disponible para pedidos en los concesionarios españoles. La versión básica de 250 CV tiene un precio de 33.900 euros, pero aplicando las promociones y descuentos actuales de la marca se puede quedar en 27.400 euros. El «tope de gama» de 275 CV y «pack performance» sale por 38.900 €, aunque también se le puede llegar a aplicar un descuento de hasta 6.500 €.