Motor - Novedades

Honda desvela los primeros datos del prototipo CR-V Hybrid

Será el primer SUV híbrido de la marca exclusivo para Europa

El prototipo CR-V Hybrid aticipa las líneas del futuro CR-V convencional
El prototipo CR-V Hybrid aticipa las líneas del futuro CR-V convencional

Aunque ya se había anunciado su presentación en el Salón del Automóvil de Frankfurt –del 14 al 24 de septiembre- no se habían dado datos concretos. Ahora Honda muestra una primera imagen y da pistas sobre él.

Así, el prototipo del CR-V Hybrid conserva las líneas del SUV más vendido del mundo, a la vez que evoluciona su diseño con un estilo más sofisticado y deportivo. Exteriormente es más ancho, más alto y más largo que la versión anterior y su nuevo diseño desprende un aire renovado, con una mayor presencia a lo largo de los pasos de rueda, característica que le confiere un aspecto más musculoso.

El nuevo CR-V consigue de esta forma un gran equilibrio entre elegancia y perfil atlético, con unos pilares A más estrechos, además del conjunto de llantas y neumáticos de mayor tamaño que le dan más volumen. Los contornos del capó y los paneles traseros están más definidos, y el frontal cuenta con el más reciente y distintivo diseño de Honda.

Intelligent Multi-Mode Drive

El sistema i-MMD (del inglés Intelligent Multi-Mode Drive, tracción de modo múltiple inteligente) de dos motores del CR-V Hybrid Prototype consta de un motor de propulsión eléctrico, un motor de gasolina de ciclo Atkinson i-VTEC de cuatro cilindros y 2.0 litros y un motor-generador eléctrico independiente. El sistema híbrido no requiere una transmisión convencional, ya que cuenta en su lugar con una única relación de engranajes de conexión directa, lo que permite una transferencia fluida del par.

El sistema i-MMD determina cómo utilizar los distintos modos de conducción para ahorrar combustible y la energía eléctrica de la manera más eficiente, por lo que el conductor no tiene que ajustar los tres modos de propulsión posibles: EV Drive, Hybrid Drive y Engine Drive.

EV Drive, Hybrid Drive y Engine Drive

En el modo EV Drive, el motor de propulsión obtiene la energía únicamente de las baterías, por lo que no se producen emisiones. En el modo Hybrid Drive, el motor de gasolina propulsa al motor-generador eléctrico alimentando al motor de propulsión eléctrico. En este modo, el exceso de energía del motor de gasolina se aprovecha a través del motor-generador para cargar la batería. En el modo Engine Drive, entra en funcionamiento el motor de gasolina. En este modo y en el caso de demanda de máxima potencia también se cuenta con el apoyo del motor de propulsión eléctrica.

En la mayoría de situaciones de conducción en entornos urbanos, el vehículo alternará entre el Hybrid Drive y el EV Drive para conseguir un ahorro de combustible óptimo. El Engine Drive se activa según resulte necesario para ofrecer una aceleración enérgica y una conducción por autopista eficiente.

Si a la gasolina, no al diésel

El CR-V de 2018 contará también con el motor de gasolina TURBO VTEC de 1.5 litros de Honda, con la posibilidad de elegir entre una transmisión manual de seis velocidades o una transmisión variable continua CVT, pero en el mercado europeo, el nuevo CR-V no se ofrecerá con propulsores diésel.

Las especificaciones finales del nuevo Honda CR-V para Europa se comunicarán a principios del próximo año en el momento en que la versión definitiva será desvelada. El nuevo SUV se comercializará en los mercados europeos en 2018.

Toda la actualidad en portada

comentarios