Bladeglider, el curioso «concept-car» deportivo de Nissan

El modelo tiene una estructura de vía delantera estrecha y, por tanto, su parte delantera es significativamente más estrecha que la trasera

MADRIDActualizado:

El último concept-car deportivo de Nissan, denominado BladeGlider, ocupa un lugar destacado del Stand de Nissan en el Salón de Barcelojna. Este original vehículo tiene como principal característica una estructura de vía delantera estrecha y, por tanto, su parte delantera es significativamente más estrecha que la trasera, lo que crea un perfil de ala delta del vehículo si se observa el mismo desde una perspectiva cenital.

Las puertas con ángulo diedro, de cintura alta y bisagras traseras proveen una entrada y salida dramáticas a la cabina. El techo abierto de BladeGlider es reforzado con una estructura de protección para volcaduras, proporcionando la euforia de un auto de carreras de techo abierto con la seguridad de un coupé.

Los controles montados en el volante para los sistemas de BladeGlider se muestran en una pantalla avanzada que muestra velocidad, estado de carga de la batería, modo de regeneración y mapa de torque. Flanqueando el monitor central se encuentran dos pantallas, con las imágenes de las cámaras de visión trasera montadas justo por detrás de las llantas delanteras. Una alternativa a los espejos montados en las puertas, este diseño de pantallas duales mejora la eficiencia aerodinámica del BladeGlider. El conductor se sienta en una formación de punta de flecha ligeramente en frente de dos pasajeros, que disfrutan de un espacio extendido para las piernas. La vista para todos los ocupantes es panorámica, gracias al parabrisas transparente de la cabina.

La potencia es 100 por ciento eléctrica con un desempeño excepcional proporcionado por una tecnología de batería y motor desarrollados por el socio técnico de Nissan para el proyecto BladeGlider, Williams Advanced Engineering. La velocidad máxima puede llegar a los 190 km/h, con 0-100 km/h en menos de 5 segundos.

Con el conductor sentado en el centro del cockpit y cerca de las ruedas traseras, el chasis del BladeGlider «transmite al conductor un feedback claro e inmediato», según el fabricantge. Así, cuando los neumáticos delanteros o traseros pierden agarre, el chasis lo comunica de manera inmediata facilitando al conductor el tiempo suficiente para corregir la trayectoria del coche.

Otro beneficio añadido es el desgaste simétrico de los neumáticos. Los dos neumáticos delanteros y los dos traseros realizan una cantidad de trabajo idéntica de manera que su desgaste es también el mismo. Los coches tradicionales suelen sufrir desgastes irregulares de sus gomas, pero el BladeGlider no necesitará cambios de neumáticos tan habituales como los del resto de coches, especialmente cuando se utilice para una conducción exigente y deportiva.

El interior de BladeGlider refleja las intenciones deportivas del vehículo, con cinturones de seguridad de cuatro puntos para cada ocupante. Los asientos ofrecen soporte excepcional a los costados y las piernas del conductor y los pasajeros. Los asientos están fabricados con una mezcla altamente táctil de tela y recubrimiento de resina epóxica, resultado en un material de agarre resistente que tiene el efecto de adherir cómodamente a los pasajeros de forma segura a su lugar.