Mejor coche del año ABC (de 1973 a 1979)

Los primeros ganadores: del Renault 5 al Renault 18

Actualizado:1234567
  1. 1973: Renault 5

    El Renault 5 fue el primer vehículo que recibió el título y uno de los automóviles más importantes del último cuarto de siglo. Tremendamente popular, consiguió ser líder de ventas durante muchos años y evolucionó en sus formas, aunque siempre manteniendo su mismo estilo. Tenía un precio que rondaba las 132.500 pesetas. Su sucesor en la gama Renault tomó su mismo nombre y ha estado en producción hasta la llegada del Clio. El segundo clasificado de ese año fue el Seat 127, seguido del Simca 1200.

  2. 1974: Citroën GSa

    Este Citroën GS era un familiar muy innovador en su época. No sólo por sus formas aerodinámicas y su estructura de tres volúmenes, dos características que se salían de lo habitual en esos tiempos, sino además por el sofisticado sistema de suspensiones hidroneumáticas que lo convertían en uno de los turismos más suaves y eficaces. La regulación de la altura de la carrocería hicieron de él un inapreciable coche para circular por caminos en mal estado. Comporar un GS en aquella época salía por unas 163.500 pesetas. El segundo y tercer puesto de esta edición de 1974 fueron para dos Seat, el 1800 y el 1430.

  3. 1975: Simca 1.200

    Era la tercera vez que el título se lo lleva una marca francesa, como era Simca, pero que estaba ya bajo la órbita de Chrysler y se fabricaba en la factoría Barreiros de Villaverde. El 1200 era un familiar de tipo medio y tracción delantera, con una gran capacidad interior y de carga, que se hizo muy popular y que conseguía buenas prestaciones para su cilindrada. Otro francés, el Renault 7 (un tres volúmenes derivado del Renault 5) y el Seat 132, completaron el pódium de ese año. El Simca salía por unas 151.700 pesetas.

  4. 1976: Seat 131

    Seat, que entonces dominaba el mercado nacional, consiguió inscribir su nombre por primera vez en la lista con el 131, construido bajo licencia de Fiat y que fue en España un auténtico superventas, con numerosas versiones. Su carrocería de tres volúmenes era de corte muy clásico y en ello radicaba gran parte de su éxito, pues gustó mucho entre el público y fue el taxi por excelencia en todas las capitales del país. La segunda posición según los votos del jurado fue para el Seat 1200 Sport. En tercer lugar la nueva generación del Renault 5. Un Seat 131 tenía un precio de 22.800 pesetas.

  5. 1977: Citroën CX

    Aunque llegó con retraso respecto a su presentación mundial, el CX de Citroën suponía una revolución en el mercado nacional por su excelente nivel de acabados, su gran capacidad interior y las formas enormes de su carrocería, en donde la aerodinámica jugaba un papel fundamental. La suspensión hidroneumática a base de líquido VHM, volvía a otorgar a Citroën un elemento diferenciador respecto a la competencia. Claro está, esa diferenciación se notaba en el precio, ya que un CX tenía un precio de 557.632 pesetas. Ante estos argumentos nada pudo hacer el tercer clasificado, el muy popular Renault 12, seguido del Simca 1200.

  6. 1978: Chrysler 150

    Eran los tiempos del despegue de Chrysler en España, que había adquirido la planta de Villaverde y, con el 150, ofrecía a las familias españolas un coche polivalente, muy amplio y con un gran portón posterior que agrandaba la zona de equipajes. Posteriormente saldría una versión con tres volúmenes, que tuvo menos aceptación, aunque la misma robustez que caracterizó a todos los 150. Su precio era de 381.600 pesetas. La segunda posición fue para la segunda generación del Seat 127, y el tercer puesto para el Seat 128.

  7. 1979: Renault 18

    Significó uno de los mayores aciertos de Renault, y su figura se hizo rápidamente muy apreciada en todo el país. El Renault 18, de corte muy clásico y un habitáculo bastante generoso, fue el coche de la familia media española y se popularizó al ser muy utilizado como taxi en toda nuestra geografía. Nuevamente el triunfo iba a parar a manos de coches considerados grandes en su época. Su precio, según versioens, rondaba las 471.500 pesetas. El segundo puesto de ese año 1979, cerrando la década, se lo llevaría el Peugeot 504, y la tercera posición para el Seat Supermirafiori, una evolución del 131.