ABC

Opel confirma que el nuevo Corsa se fabricará en Figueruelas (Zaragoza)

La planta también montará una versión eléctrica de su utilitario en la misma linea de montaje

Actualizado:

Los negros nubarrones que se cernían sobre la factoría aragonesa de Figueruelas se disipan completamente. La planta fabricará en exclusiva la nueva generación del Corsa, según ha confirmado este miércoles el consejero delegado de Opel, Michael Lohscheller, que también ha anunciado que la fábrica montará también una versión totalmente eléctrica del modelo, a partir de 2020.

El anuncio pone punto y final a una etapa de incertidumbre en Figueruelas. El nuevo Corsa garantiza el empleo y la supervivencia de la planta, después de que la nueva dirección de Opel, nombrada tras su adquisición por parte del conglomerado galo PSA, anunciara el pasado 24 de enero la paralización del proyecto -asignado en 2016 a Figueruelas- y la búsqueda de nuevos emplazamientos para el modelo, clave para la factoría.

«Mantener la competitividad es fundamental, y eso afecta a todas las áreas, incluyendo a las plantas», ha explicado Lohscheller en un desayuno con periodistas en Madrid. El directivo ha destacado que el nuevo convenio colectivo de Figueruelas, firmado ayer miércoles por el comité de empresa y los responsables de la compañía, incrementará «notablemente» la competitividad de la planta.

El nuevo convenio, vigente durante cinco años, contempla la congelación salarial durante el presente año, una subida del 50% del IPC en 2019 y 2020, y del 60% en 2020 y 2021. Se pactan también detalles en otros conceptos retributivos y en medidas organizativas del trabajo. Por ejemplo, una reducción del 5% en los importes de los pluses por festivos y nocturnidad, informa Roberto Pérez.

El nuevo Corsa y su versión eléctrica supondrán que la factoría volverá a operar a pleno rendimiento, a un ritmo de 480.000 vehículos anuales con seis turnos durante cinco días a la semana. En 2017, Figueruelas, que también produce los SUV Crossland X, Mokka X y Citroën C3 Aircross, produjo 382.425 vehículos en cinco turnos.

Lohscheller ha detallado que el Corsa eléctrico se fabricará en la misma línea de montaje que las versiones diésel y gasolina, lo que permitirá ajustar la producción a la demanda de forma flexible. «Es de gran importancia esa flexibilidad, porque es un reto saber qué es lo que van a demandar los compradores con anticipación», ha explicado.

Aún no se ha dado a conocer su autonomía ni su precio, pero el directivo ha avanzado que mantendrá el espíritu del Corsa, «un coche accesible para todos», estará disponible en una única carrocería y las baterías que utilizará serán adquiridas a terceros. Será además el primer vehículo totalmente electrificado que la marca alemana fabrique en Europa, y la punta de lanza de sus planes de futuro, que pasan por ofrecer cuatro modelos eléctricos en 2020 y versiones eléctricas de toda la gama para 2024, según la estrategia PACE! de Opel.

Para ello, la marca se aprovechará de la tecnología de PSA, que también le permitirá continuar reduciendo costes -hasta 700 euros por coche para 2020, según Lohscheller, gracias al uso de plataformas compartidas-. En paralelo, el fabricante iniciará una nueva etapa de expansión internacional, expandiéndose a 20 países, entre los que se incluyen Sudáfrica, Argentina, Colombia, Arabia Saudí o Kuwait.

Ayer, el grupo PSA, primer fabricante de automóviles en España en 2017 con 876.672 vehículos y 12 modelos en sus tres plantas, anunció también la fabricación de tres nuevos vehículos en sus plantas de Vigo y Mangualde (Portugal). Los tres serán desarrollados sobre la base de la plataforma EMP2 y pertenecerán al segmento de los ludospace (un versátil turismo-furgoneta), y supondrán la instauración de un cuarto turno de trabajo en Vigo y un tercer turno en Mangualde.