INTERACTIVO

Radiografía de la automoción en España 2018

Descubre en el mapa interactivo superior y en los siguientes gráficos cuál es el estado de salud de este sector en nuestro país

MADRIDActualizado:

España es el octavo productor mundial de automóviles y vehículos comerciales ligeros, con 2.848.335 millones de unidades en 2017. La competitividad es precisamente el principal valor de las 17 factorías españolas, que fabrican 43 modelos, 20 de ellos en exclusiva mundial, y generan, junto con la industria de componentes, 300.000 puestos de trabajo directos y dos millones indirectos.

Con las inversiones realizadas en los últimos años, la industria espera superar el bache de 2017, cuando la producción cayó un 1,5% tras cinco años continuados de fuertes subidas. Parte de este retroceso se explica por las dificultades que atravesaron algunos de nuestros principales mercados, como Reino Unido -por el Brexit y la debilidad de la libra esterlina-, y Turquía (nuestro principal mercado extraeuropeo), lo que afectó a una industria que exporta el 85% de la producción. También por la paralización de varias líneas de montaje para adecuarlas a los nuevos modelos adjudicados durante el año pasado, como la de Landaben, en Navarra, donde se fabrica el Volkswagen Polo, el tercer coche más vendido de Europa.

Desde el sector, no obstante, también avisan de que la caída del año pasado supone un toque de atención para nuestras plantas, ya que contrasta con los incrementos registrados en otros países con los que competimos de forma directa por la adjudicación de nuevos modelos, como Francia e Italia.

La industria española del automóvil inicia el año con mal pie. La producción de vehículos cayó un 4,2% en el primer trimestre de 2018, hasta 770.296 unidades, lastrada por el hundimiento de las ventas de vehículos en Reino Unido tras su referéndum de salida de la Unión Europea, la inestabilidad de Turquía, nuestro principal mercado extraeuropeo, y el frenazo de las exportaciones a Alemania.

Solo en marzo, un mes en el que también influyó la celebración de la Semana Santa, la producción se resintió un 14,3%, hasta los 262.607 vehículos. Las cifras preocupan en la patronal de fabricantes, Anfac, que reconoce que el descenso es «notable», y urge al Gobierno, a los partidos políticos y a las organizaciones sociales a aprobar un Plan Estratégico de Automoción.

Por otra parte, el parque circulante español envejece. En los turismos, la edad media alcanza los 12 años, se eleva en los vehículos comerciales ligeros hasta los 12,5 años y en los industriales es de, nada menos, que 14. Esta elevada edad media se traduce en que hay más de 7 millones de vehículos de más de 10 años circulando por nuestras carreteras y calles.

Según las estimaciones de Anfac, de no haber políticas activas para renovar el parque, en el año 2026 circularán por España más de 4 millones de vehículos con una edad superior a los 20 años. El mercado de ocasión de turismos también se ve afectado por el envejecimiento del parque. Según los últimos datos disponibles, el 57% de las ventas de turismos de ocasión correspondieron a coches de más de 10 años de antigüedad.

En cuanto a las ventas según el tipo de combustible, el diésel, combustible favorito durante años de los europeos, perdió el año pasado el cetro de carburante más vendido. En 2017 se matricularon un 7,9% menos de vehículos con este combustible, lo que redujo su cuota de mercado al 43,7%, frente al 50% de los vehículos de gasolina, cuyas ventas se incrementaron un 11%. Los vehículos alternativos -híbridos, eléctricos e híbridos enchufables- también aumentaron notablemente sus ventas, un 46%, pasando a suponer del 3 al 5% de las matriculaciones.

La caída del diésel, lastrado por el escándalo de fraude de emisiones «Dieselgate» y por los planes de varias administraciones de restringir su uso por motivos medioambientales, es especialmente llamativa en un contexto de crecimiento del mercado. Durante el año pasado se matricularon en todo el continente 15,57 millones de coches, un 3,1% más, según la consultora Jato Dynamics, un alza que atribuye al auge de los todocamino o SUV y a los incrementos en Europa oriental y del sur, cuyos buenos resultados suplieron el frenazo registrado en Reino Unido, según datos de la consultora Jato Dynamics.

Por grupos de automoción, Jato destaca que la adquisición de Opel a General Motors por parte de PSA oscureció los buenos resultados de las otras marcas del conglomerado galo, Peugeot -cuyo modelo 3008 disparó sus matriculaciones un 555%, hasta las 166.784- y Citroën, haciendo que su crecimiento conjunto se situara en un discreto 0,7%.

El grupo Volkswagen, por su parte, perdió un 0,25% de su cuota de mercado, si bien su volumen de ventas se incrementó en 3,7 millones de unidades, gracias a los buenos resultados de sus marcas Skoda y Seat. En especial, de su oferta de SUV, cuyas ventas se dispararon un 74 y un 254%, respectivamente. Toyota y Suzuki, por su parte, fueron los grupos que mejores cifras obtuvieron en Europa, gracias a las buenas ventas de sus modelos C-HR y Suzuki, que aumentaron un 12,4 y un 20,8%.

Mercedes, por su parte, lideró el segmento premium, gracias a un incremento del 8% en las ventas, hata las 908.107 unidades, superando así a BMW -cuyas matriculaciones crecieron un 1%, hasta las 824.534- y a Audi -cuyas ventas descendieron un 1%, hasta 823.844-. Entre las tres marcas alemanas acumularon un 79% de la cuota de mercado del segmento premium, siendo el modelo más vendido de esta categoría el Mercedes Clase C, en sus distintas carrocerías, con 176.705 unidades.

A nivel general, el modelo más vendido continuó siendo el Volkswagen Golf, con 483.105 unidades (-2%), seguido del Renault Clio (327.395), el Volkswagen Polo (272.061) y el Ford Fiesta (254.539). En quinta posición se situó el primer SUV del listado, el Nissan Qashqai, lider del segmento durante dos años consecutivos, que en 2017 matriculó 247.939 unidades, un 6% más.

Además del Polo, que se fabrica en Landaben (Navarra), el resto de modelos de fabricación española en el top 25 de los más vendidos fueron el Opel Corsa, en octava posición con 232.738 unidades (-12%), el Renault Captur, en duodécima, con 212.768 (-2%), el Opel Mokka, con 170.384 (+3%) y el Renault Megane, con 168.132 (+13%).