El carsharing, cada vez más de moda para moverse en ciudad
El carsharing, cada vez más de moda para moverse en ciudad

El carsharing libera de las calles 20 vehículos privados por cada coche disponible

Actualizado:

Vivir en el centro de una gran ciudad permite acceder de forma rápida a una amplia red de transportess, que combinados, facilitan, y mucho, el día a día. Hablamos del transporte multimodal e interconectado: coger el metro para ir al trabajo, el autobús para volver, la bicicleta para ir por ciudad o echar mano del carsharing cuando necesitamos coche.

El último está modificando la clásica idea del coche privado para la movilidad urbanita de los ciudadanos. Y es que, según el último informe Inrix, los usuarios perdimos 17 horas de media en las carreteras por atascos en 2014, aunque ciudades como Barcelona o Madrid registraron cifras de hasta 25 y 22 horas, respectivamente. Alternativas como el carsharing liberan a las calles de 20 coches por cada coche disponible en este servicio, según datos del sector.

De ahí que la movilidad multimodal se esté consolidando como la alternativa más eficiente de transporte urbano, tratando de potenciar el uso del coche solo cuando es necesario.

Según estudios realizados en España, gastamos el 16% del carburante buscando aparcamiento, lo que supone pérdidas de 3.900 millones de euros para los conductores. La clave del ahorro en el carsharing radica en estar ligado al consumo responsable y colaborativo: si un mismo coche cubre las necesidades de movilidad de varias personas, sus costes terminan repartiéndose entre todas ellas.

Una mudanza, una compra grande, acudir a una reunión de trabajo fuera del núcleo urbano o una escapada fuera de la ciudad son situaciones en las que un coche es la herramienta más completa, y el carsharing una alternativa más de transporte urbano clave en la sustitución definitiva del automóvil privado por el transporte multimodal.