Prepárate para conducir en invierno
Las adversas condiciones climatológicas del invierno obligan a tomar ciertas precauciones al volante.

Prepárate para conducir en invierno

Con el tiempo cada vez más frío y húmedo, el invierno anuncia su llegada y es momento de prepararse para sus rigores. En este sentido, el fabricante de nuemáticos Bridgestone ha reunido una serie de consejos destinados a garantizar la seguridad y las prestaciones.

Actualizado:

Conducir en invierno puede ser intimidante y peligroso. Menos agarre supone distancias de frenado más largas, menos control, manejabilidad más difícil y mayor riesgo de colisiones. Cuando las condiciones invernales se hacen más extremas y menos predecibles, calzar neumáticos de invierno, especialmente diseñados, y saber cómo manejarlos es más importante que nunca.

De la mano del fabricante de neumáticos Bridgestone y de su colaborador Stefano Modena, expiloto de Fórmula 1, la firma de neumáticos propone los siguientes consejos:

- Hacer el cambio. Los neumáticos de invierno ofrecen unos niveles de seguridad y prestaciones sustancialmente mejorados en condiciones invernales. Por eso, cuando las temperaturas comienzan a bajar, es el momento de hacer el cambio de los neumáticos de verano a los de invierno.

- Revisar su agarre. Las condiciones de la carretera suelen cambiar rápida y drásticamente, por lo que es importante comprobar, de forma regular, el nivel de tracción por si toca frenar o desviarse de manera repentina. Pisar suavemente el freno de vez en cuando y reducir la velocidad, si es necesario es también importante.

- Evitar giros bruscos. En curvas con nieve o calzadas heladas, iniciar la maniobra en pasos más cortos. Frene primero en línea recta antes de hacer el giro. Y acelere gradualmente después de enderezar la dirección del vehículo. De esa manera, se utiliza toda la adherencia disponible para realizar el giro.

- Olvidar el control de crucero. En mojado o con hielo, adaptar la velocidad. Desconectar el control de velocidad y mantener el control del vehículo de forma personal.

- En caso de duda, no se ponga en carretera. Si el tiempo se torna traicionero, mejor dejar el coche en casa.

Ventajas de los neumáticos de invierno

Por compuesto y diseño de la banda de rodadura, los neumáticos de invierno se adaptan mucho mejor a las temperaturas gélidas, con una mejora neta en términos de seguridad, agarre y comportamiento, en particular sobre nieve, hielo, aguanieve y en carreteras mojadas y congeladas.

Los neumáticos de invierno están fabricados con materiales compuestos que permanecen blandos y flexibles a temperaturas más frías. A su vez, el dibujo de su banda de rodadura exhibe mayor densidad de laminillas y pequeñas ranuras para asegurar el llamado «efecto de borde» y agarre en hielo y nieve.

Distintas pruebas han demostrado que la distancia de frenado de los neumáticos de verano puede ser casi 3 veces mayor que la de sus equivalentes de invierno sobre nieve. Pero incluso en condiciones menos extremas ofrecen mayor respuesta, precisión y control.