Medios

El «The Budget», un periódico Amish que triunfa en plena revolución digital

Los lectores del «The Budget», ajenos al mundo de la tecnología, utilizan el ejemplar como punto de encuentro de la comunidad

f. muñoz - Actualizado: Guardado en: Medios

«Una clave para triunfar en el mundo de los negocios es encontrar tu nicho de mercado», reza uno de los mantras para los emprendedores. En plena revolución digital de los medios de comunicación, con las redacciones de todo el mundo buscando la convergencia y la rentabilidad en internet, existe un periódico tradicional que sigue viviendo esa edad dorada de un pasado que nunca sabremos si realmente existió.

El «The Budget», un semanario dirigido para la comunidad Amish y menonita de los estados de Minnesota y Ohio, vive ajeno a la crisis que afecta al mundo de la comunicación. Su nómina de más de 800 colaboradores para llevar la información a sus 18.000 abonados se ha mantenido estable en los últimos años, según informa el Wall Street Journal. Una cifra de abonados nada desdeñable teniendo en cuenta que en todo EE.UU. el número de Amish no llega a los 300.000.

Cabe recordar que el principal motivo por el que son conocidos los Amish es por su desapego al mundo de la tecnología. Es por eso que una gran parte del presupuesto del «The Budget» se destina en la distribución del semanario de forma tradicional, llevándolo hasta los pueblos en los que viven asentados, ya que sus lectores se caracterizan por no tener ni ordenadores, ni tablets o correo electrónico. «Servir a la Comunidad Amish-Menonita en todas las Américas», es el particular lema que ven sus lectores en la cabecera de la edición nacional.

El editor del diario procede la la prensa tradicional y no es miembro de la comunidadEl Budget no es nuevo en este negocio. Durante sus 123 años de historia ha llevado información local y nacional a estas comunidades. Pero destaca que su actual editor, Keith Rathbun, no es miembro de ninguna de las comunidades para las que escribe. Es más, antes del año 2000, cuando llegó al periódico, cubría deportes e informaciones más «normales» en un semanario «alternativo», algo por lo que su diario es considerado como «liberal» para muchos Amish.

Temas sorprendentes

La información que nutre principalmente a la edición nacional proviene de las cartas que escriben para informar sobre acontecimientos locales los «escribas» de ambas comunidades. De ahí que sus temas sean tan diversos como los nacimientos y muertes, las bodas, los visitantes a las localidades o el estado de los cultivos.

Este particular funcionamiento del periódico –reciben unas 500 cartas de«escribas» por semana– es lo que hace que su información sea, cuanto menos, diferente a lo que se puede ver en cualquier medio.

Este periódico es la principal medio de comunicación para todo los habitantes de los pueblos de Diagonal, Bertha , Clarissa y Lenora (donde se concentran los Amish de Minnesota y Ohio), cuya mayor preocupación son los sucesos que les pasan a sus similares en las comunidades vecinas. De ahí que en sus páginas se puedan leer informaciones tan curiosas como por ejemplo cómo ha ido la recolección, quién ha asistido a misa o el número de pollos que se escaparon de un corral «porque un vecino se olvidó de cerrar la verja».

«Es como si la gente hablara de sus vecinos escribiendo en una valla publicitaria», explica el editor del «The Budget» al WSJ.

Otro de los motivos de su éxito es el precio. Pese a las limitaciones económicas que pueda tener un Amish por lo característico de su modo de vida, hacerse con una suscripción anual a este semanario no es caro. Recibir en su casa semanalmente las 44 páginas del «The Budget» (que sí que inserta publicidad) cuesta en torno a 50 euros al año en su edición nacional y además cuenta con sorprendentes ofertas, como por ejemplo si estás recién casado, que te rebajan una buena suma.

Competencia

Pero el «The Budget» no es el único. Existen otros periódicos dirigidos a los Amish-Menonitas que se mantienen vivos en el negocio de la prensa en papel. Entre ellos destacan el «Die Botschaft», «Die Blatt», «The Diary» o el «The Pinecraft Pauper» (los nombres alemanes se deben a su origen). Entre estos el más destacado es el «Die Botschaft», que está haciéndole la competencia a «The Budget», al que muchos consideran «excesivamente liberal».

Uno de los motivos por los que le tachan de ser demasiado abierto es por su pequeña aproximación al mundo de las tecnologías. El «The Budget» es el primer periódico de este tipo que ha creado su propia página web. No es un portal al uso como puede ser ABC.es. En su página no se pueden consultar noticias de actualidad, ni siquiera su propia edición de papel, sólamente la portada y un medio para contactar con ellos. Toda una novedad para la prensa Amish.

Toda la actualidad en portada

comentarios