Medios y Redes

Medios y Redes

El sueño del internet público y gratuito queda lejos de España

Día 16/02/2013 - 02.24h
Temas relacionados

Navegar por la red es un derecho fundamental en países como Finlandia, Estonia o Panamá. Estados Unidos camina también hacia una conexión pública y universal

En un mundo «hipercomunicado» es difícil negar que internet se ha convertido en un servicio básico. Sin que nos demos cuenta tener una conexión a la red en casa se ha vuelto tan imprescindible como tener luz o agua.

Recogiendo esta idea, una avanzadilla de países está apostando por proporcionar internet público a sus ciudadanos.

Estados Unidos ha sido el último en unirse a esta tendencia. De acuerdo con una propuesta de la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC), las antenas locales de televisión facilitarían parte de sus frecuencias al Ejecutivo para que este pueda utilizarlas como parte de una nueva red pública de Wifi. La iniciativa, que fue presentada en septiembre del año pasado, necesita todavía que la Cámara Baja le dé luz verde y aunque cuenta con el favor de los gigantes tecnológicos como Google o Microsoft, la enorme presión de las compañías Telefónicas podría paralizar su avance.

No ocurre lo mismo en España. Según explica la CMT en la actualidad hay más de 500 Administraciones Públicas inscritas para dar servicios wifi. Pero aunque los ayuntamientos pueden ofrecer internet, es «obligatorio que éste no afecte a la competencia». Y eso se consigue encorsetándolo. El internet público debe estar limitado en alguna forma, ya sea dándole una calidad baja, o ofreciéndolo solo durante un corto periodo de tiempo. Un internet rápido e ilimitado solo podrá existir «si la cobertura de la red no alcanza el interior de edificios residenciales», según la regulación vigente. En palabras de la CMT, esto es así porque «si no nadie pagaría el ADSL en su casa»

Una realidad en el extranjero

Desde julio de 2010, todos los finlandeses cuentan con 1 mbps de conexión de banda ancha que se ha ido ampliando con el tiempo, hasta los 100Mbps, que el país ha prometido alcanzar en 2015. Finlandia se convirtió así en el primer país del mundo en otorgar la categoría de «derecho» a la banda ancha.

También en la vecina Francia, hay multitud de «hot spots» para conectarse a internet desde las principales ciudades. Y en Reino Unido, la propia Telefónica ha apostado por el Wi-Fi, con una estrategia diferente. Su filial, O2, está colocando «hot spots» en todo el país, para que cualquiera que cuente con un dispositivo pueda conectarse completamente gratis a la red. Pero estas conexiones no están financiadas por el Estado, sino por los comerciantes que aceptan instalar un punto de acceso en sus establecimiento, a cambio de anunciarse, por ejemplo, en la página de login de la propia red.

Quizás la regulación más sorprendente es la de Estonia. Con algo más de 1'2 millones de habitantes, proporciona internet público en las principales ciudades desde el año 2004. Pero incluso si estamos perdidos en la inmensidad del Parque Nacional de Soomaa, un bosque de 390 kilómetros cuadrados de extensión, podremos ponernos en contacto con la civilización a través de nuestro teléfono móvil ya que E-stonia, como comienza a conocerse al país, ha facilitado puntos de conexión wifi también en campo abierto.

Puede parecer que el privilegio del internet gratuito está reservado a las potentes economías europeas, pero también Panamá apostó hace ya 3 años por una Red de Acceso Universal a internet.

Hasta la medida, menos del 15% de la población tenía acceso de banda ancha a internet, ahora más del 70% de los panameños utilizan la red. Esto es posible según las autoridades panameñas, gracias a que al ser un servicio de baja velocidad (256 kbps) no se está haciendo «una competencia directa al servicio de conexión ofrecido por la empresa privada».

El derecho a comunicarse

Un estudio de GlobalScan para la BBC demuestra que 4 de cada 5 personas en el mundo creen que el internet debería ser un derecho constitucional. Pero no todos los países toman en cuenta este deseo.

Hamadoun Toure, secretario general de la Unión dijo que «internet es la fuente más poderosa de conocimiento que se ha inventado nunca» y que «el derecho a comunicarse no podía ser ignorado por más tiempo».

Es difícil que con una economía en recesión, los Estados pongan el ojo en el internet para todos, pero también es cierto que una sociedad más conectada será siempre más eficiente.

Compartir

  • Compartir

Temas relacionados
publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:
Lo último...

Prueba los nuevos juegos web

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.