Top

Madrid

Cómo usar los nuevos parquímetros de Madrid en cinco pasos

Desde este martes, funciona el SER inteligente, con tarifas diferentes según sea de contaminante el vehículo. Este manual explica de forma sencilla cómo utilizarlos

AnteriorSiguiente
  1. 1
  2. 2
  3. 3
  4. 4
  5. 5
Navegue usando los números

Zona azul o verde

Los nuevos parquímetros tienen más botones que los anteriores, pero son muy sencillos de manejar- jaime garcía
sara medialdea - Actualizado: Guardado en: Madrid

Lo primero: no entre en pánico. Los nuevos parquímetros tienen muchos mas botones que los de antes, pero su utilización es muy sencilla. Existen tres modelos, que son ligeramente diferentes, aunque en lo básico, coinciden: tienen una pantalla más grande que las anteriores, donde se reflejan los pasos que hay que seguir, una primera fila de botones con números y letras -los que se utilizan para introducir la matrícula-, y luego, ranuras para la tarjeta de contacto o la de crédito -en este último caso, idénticas a las de los cajeros de los bancos-.

Al llegar al nuevo parquímetro debe saber que ya no son de color azul o verde: todos tienen el mismo color por fuera, y será usted quien deba decirle a la máquina, como primer dato, si está estacionado en zona azul o verde.

Introduzca la matrícula

Un usuario introduce su número de matrícula en uno de los nuevos modelos de parquímetro- jaime garcía
sara medialdea - Actualizado: Guardado en: Madrid

El siguiente paso es introducir el número de matrícula del vehículo que hemos estacionado. Para ello, se utiliza una fila de números y de letras que está muy visible bajo la pantalla principal. Existen botones que permiten rectificar, si uno se equivoca. Una vez introducido el número y las letras de la matrícula, la pantalla le pedirá que acepte o confirme el dato.

Una vez con este dato introducido, la máquina comienza a «pensar»: establece conexión con la DGT desde donde se informa sobre la tecnología que utiliza el vehículo en cuestión, y en función de esta información fija la tarifa que debe pagar: los coches más contaminantes pagarán precios superiores. Advertimos: este proceso dura un rato, que al que espera frente al parquímetro puede parecerle eterno. No desespere; en medio minuto aproximadamente llegará la respuesta, que se verá en la pantalla. Mientras, espere y no toque ningún otro botón.

Forma de pago

Los parquímetros pueden abonarse en metálico, con tarjeta de crédito o con tarjeta de contacto, e incluso desde el móvil- jaime garcía
sara medialdea - Actualizado: Guardado en: Madrid

El tercer paso será seleccionar la forma de pago. Los nuevos parquímetros pueden pagarse en metálico, con tarjeta de crédito o con tarjeta de contacto. La pantalla le ofrece las tres posibilidades, cada una de ellas marcadas con un número. Usted elige la opción y marca el número que la acompañe. Si el pago es con tarjeta de crédito, deberá introducirla en una ranura situada en la máquina y que es similar a las que se utilizan en los cajeros de los bancos, con la que probablemente ya esté familiarizado. Si es una tarjeta de contacto, le indica el lugar por donde debe pasarla. Si es pago en metálico, hay unas ranuras para introducir las monedas.

Regule el tiempo por el que quiere pagar

Unas flechas bajo las teclas + - permiten ajustar el dinero que vamos a pagar- Jaime García
sara medialdea - Actualizado: Guardado en: Madrid

Los nuevos parquímetros son muy avanzados, pero no devuelven cambio. Tal vez usted no quiere gastar en parking el valor completo de las monedas que introduzca: por ejemplo, tal vez sólo tenga una moneda de 2 euros pero sólo quiere estacionar 20 minutos, que conllevan un coste mucho menor. Dos botones con los signos de suma (+) y resta (-) le permitirán ajustar la cantidad exacta que quiere gastar.

Monedero virtual

La pantalla indica el saldo que tenemos en nuestro «monedero virtual»- jaime garcía
sara medialdea - Actualizado: Guardado en: Madrid

El resto del dinero quedará «guardado» en un monedero virtual. La próxima vez que introduzca esa misma matrícula en un parquímetro, la pantalla le recordará que tiene un saldo virtual pendiente de gastar, y le dirá a cuánto asciende.

Existe la posibilidad de pagar el ticket desde el móvil, e incluso de ampliar el tiempo que se ocupa una plaza -dentro de los límites legales, esto es, sin rebasar el máximo permitido- también desde el móvil, sin tener que desplazarse a cambiar el ticket. Hay aplicaciones que lo permiten, como Telpark.

AnteriorSiguienteToda la actualidad en portada

comentarios