Madrid

La desconocida y polémica estatua ecuestre de Simón Bolívar en el Parque del Oeste

Se necesitaron 45 años y tres intentos para inaugurar el homenaje al revolucionario venezolano, cuyo monumento pocos querían financiar

La estatua de Simón Bolívar, emplazada en el Parque del Oeste de Madrid
La estatua de Simón Bolívar, emplazada en el Parque del Oeste de Madrid - wikimedia
m. r. domingo - @ABC_Madrid - Madrid - Actualizado: Guardado en: Madrid

La estatua del revolucionario Simón Bolívar, para muchos desconocida y para otros tantos polémica, lleva 45 años cabalgando inmóvil en el Parque del Oeste. Tres intentos y casi medio siglo fueron necesarios para que Arias Navarro, entonces alcalde de Madrid, inaugurara este homenaje dedicado al conocido en Iberoamérica como «el Libertador de la Gran Colombia».

En 1925 se planteó hacer un mausoleo al militar en la Plaza del Marqués de Salamanca, en la capital española. Enrique Martín llegó a poner la primera de su escultura, subvencionada por la sociedad boliviana de Madrid. Sin embargo, el gobierno del general venezolano Eleazar López, retiró su apoyo económico y el artista se vio obligado a vender la parte ya elaborada del proyecto por piezas.

Hubo otro segundo intento en 1957, apoyado por los institutos de Cultura Hispánica de España y Venezuela, que pidieron a Juan de Ávalos un proyecto del monumento. Su obra, de dimensiones colosales, tenía proyectado la construcción de un salón de lectura, biblioteca y museo en su interior, con la posibilidad de poder hacer un mirador desde los ojos de Bolívar. El precio desorbitado de su faraónico plan asustó tanto a los patrocinadores que esta vez también se quedó en el aire.

En 1967, con una labor conjunta del Doctor Marañón como presidente del Instituto de Cultura Hispánica y el alcalde de Madrid, Arias Navarro consiguieron aglutinar a diplomáticos de Venezuela, Ecuador, Panamá, Perú, Chile, El Salvador y Colombia, para que corrieran con el coste de lo que hoy serían unos 7.500 euros y de los gastos del pedestal –unos 2.500 euros más–. La estatua fue encargada al escultor Emilio Laíz Campos y el Parque del Oeste fue el lugar elegido para situarla, ya que antes había estado ocupado por el monumento a los Héroes de las Guerras Coloniales, y que había sido derruido durante la Guerra Civil.

El monumento fue inaugurado en 1970. El autor también realizó algunas copias más con el fin de que fuesen emplazadas en Colombia y Venezuela. El caballo utilizado como modelado de aspecto, que pertenecía a la yeguada del rejoneador Ángel Peralta, estuvo muy alejado a las monturas militares.

Toda la actualidad en portada

comentarios