En la imagen, varios visitantes fotografían a Yoda, la sensación en la muestra
En la imagen, varios visitantes fotografían a Yoda, la sensación en la muestra - maya balanya

El despertar de Star Wars en Madrid

Una exposición y la venta del «merchandising» de la nueva película desatan la fiebre por el universo de Star Wars

Actualizado:

Los incondicionales de la saga de George Lucas han empezado su peregrinaje hasta el Corte Inglés de la calle Preciados, en pleno centro de la capital, para descubrir una gran parte del universo oculto de Star Wars. Una colección de propiedad privada y solo puesta a disposición para exhibirla en exclusiva en la séptima planta del establecimiento hasta el próximo 24 de septiembre en horario comercial.

Impresionantes figuras a escala real de Yoda, Darth Vader o de los soldados imperiales hacen las delicias de los curiosos visitantes, quienes se muestran gratamente sorprendidos. La foto con el maestro Jedi es una de las más exitosas en los más pequeños y en los que no lo son tanto. Una vez adentrado en este universo, varias vitrinas muestran decenas de figuras de los personajes principales de la saga intergaláctica más celebre. Un rasgo caracteriza esta muestra: la calidad, la pulcritud y el nivel de los detalles así como su variedad.

Cómo no, las instantáneas con los clásicos siguen siendo las más reclamadas aunque los aficionados también echan en falta caras nuevas de «El Despertar de la Fuerza», la séptima entrega que aterriza en la víspera de las navidades. Uno de los tantos forofos es Raúl Martínez, quien a sus 32 años exhibe con orgullo su pasión y califica de «magnifíca» la muestra.

Reclaman más interacción

La suya es una de las tantas voces que se congratulan y celebran la llegada de estas hipnóticas figuras a Madrid. Pablo Díez, de 7 años, es otro de los felicescríos que recitan el nombre de cada personaje que observa. «C-3PO, Luke Skywalker, R2-D2, Han Solo, Jar Jar Binks», canta infalible. «Se lo contaré a mis padres y volveremos para hacernos fotos», afirmaba, alegre.

Los mayores, no tan cegados por la magia de los «muñecos» de «La Guerra de las Galaxias» sugerían más interacción, más naves, música de ambiente que traslade a los visitantes a la cinta, la compañía «in situ» de los soldados del imperio o «stormtrooper». «Mataría porque estuviesen aquí y poder inmortalizar el momento», apuntaba, eufórico, Javier Uría.

Otra de las escenas míticas que no ha dejado indiferente es la de Obi-Wan Kenobi contra Anakin Skywalker. En general, una avalancha de críticas positivas ha despertado la expectación de todos los públicos, quienes además pueden adquirir el «merchandising» en los flancos del lugar.

El producto estrella

La maquinaria de Disney ha empezado a funcionar. Su tienda ubicada en La Vaguada se ha sumado al increíble tirón de los nuevos productos de una cinta todavía sin estrenar, pero victoriosa siempre. Así, el pasado jueves 3 abrió sus puertas durante dos horas para presentar los nuevos juguetes de la última película dirigida por J. J. Abrans. En cuestión de minutos, el androide Sphero BB-8 se convirtió en el producto estrella llegando a agotarse durante la apertura -cuesta 169 euros-.

Hasta el lugar acude un público más adulto y coleccionista. Disfraces, espadas, peluches, máscaras, cascos y un sinfín de elementos se pueden encontrar en este auténtico oasis (los soldados imperiales son los favoritos). A esta tienda acudirán solo este fin de semana los personajes más importantes de la cinta que se fotografiarán con los más afortunados.