Última Hora Fallece el montador José Salcedo, un histórico del cine español y ganador de tres Goya

Madrid

El frenesí sexual de la piscina de la Casa de Campo

Esta piscina municipal es el lugar al que se suele acudir para conocer gente con la que más tarde «empezar la fiesta»

Una chica se ducha en los instantes previos a darse un chapuzón en la piscina municipal de Casa de Campo
Una chica se ducha en los instantes previos a darse un chapuzón en la piscina municipal de Casa de Campo - efe
s. l. - abc_madrid - Madrid - Actualizado: Guardado en: Madrid

Ante las altas temperaturas a las que están expuestos los madrileños por la asfixiante tercera ola de calor, cualquier «charco» es bueno para combatir el calor extremo de la región.

Uno de los rincones a los que se suele acudir con más asiduidad está situado en la Casa de Campo, en concreto, en la piscina municipal de Lago. Un lugar de ensueño, espacioso, con mucho verde alrededor, donde la práctica de topless es habitual además de ser conocido por frecuentarlo mucho la comunidad LGTB.

Sin embargo, en los últimos años se ha convertido en un punto habitual de «ligoteo» gay. Una piscina en la que los cuerpos muy trabajados físicamente, la insinuación y las miradas se conjugan para tener como resultado un cóctel explosivo sexual.

«Es un punto de encuentro al que van con la intención de conocer gente con la que mantener relaciones sexuales; el coqueteo es uno de los ingredientes más comunes», explica uno de sus visitantes. «No es habitual ver a familias con niños. Más bien, suelen ir hombres o parejas gays; pese a no conocerse, las miradas son importantes para romper el hielo y entablar conversación», detalla.

«Ver y dejarse ver»

«No se cortan. Te entrarán si vas con esas mismas intenciones. Cualquier excusa es buena para empezar a hablar. Es evidente el intercambio sexual ante todos los que acudimos a esta piscina».

Es sabido que la comunidad gay plantó bandera hace ya varios años en este oasis. Según varios testimonios, se aplica a la perfección la máxima «ver y dejarse ver» entre el público LGTB. Una piscina en la que los prejuicios se aparcan en la entrada.

Toda la actualidad en portada

comentarios