Cristo de «Los Gitanos», ayer, por las calles del centro
Cristo de «Los Gitanos», ayer, por las calles del centro - DE SAN BERNARDO

«Los Gitanos» inauguran los días grandes de la Semana Santa madrileña

La Hermandad madrileña dio ayer el pistoletazo de salida a la decena de procesiones que llenarán las calles de fervor cofrade hasta el Sábado Santo

Actualizado:

Nuestro padre Jesús de la Salud, el Cristo de Los Gitanos, volvió ayer a pasar bajo el dintel de la parroquia de Nuestra Señora del Carmen y San Luis. Lo hizo, a las 20.30 horas, cuando el diputado mayor de esta hermandad madrileña abrió las puertas del templo, un año más, para reencontrarse con el Madrid que les aclama. «Los Gitanos» cumplieron así la impaciente cuenta atrás de «364 días expectantes de ese momento único». «Vamos a demostrarle a Madrid que nos sentimos orgullosos de vestir nuestro hábito o nuestro costal. Vamos a explicar el significado que tiene la Semana Santa para nosotros», animaron desde el altar segundos antes de que la Cruz de guía iniciara el cortejo de nazarenos.

Fuera, los madrileños esperaban el instante en el que Jesús, «cargado con la Cruz por todos nosotros», recibe el cariño de su pueblo. «¡Duro con ello, valientes!», arengó el capataz a los treinta costaleros bajo el paso. «Muy poquito a poco. Menos pasos. La izquierda delante, la derecha atrás. Bueno. Bueno...», las órdenes hicieron enmudecer a los fieles. Un público incondicional que estalló en aplausos cuando sonó el himno nacional y los acordes de la saeta al Cristo de los Gitanos. Música para dar la salida a la procesión que abre los días grandes de la Semana Santa madrileña.

Tras el Cristo, el paso de María Santísima de las Angustias portada por sus costaleros y un largo cortejo de capas blancas al que se sumó una representación de la hermandad del Silencio. 150 nazarenos que acompañaron al «Gitano» y a la Dolorosa en su recorrido. Claveles rojos para Nuestro padre Jesús de la Salud y blancos para la Virgen bajo palio que este año ha estrenado una saya del taller sevillano de Mariano Martín Santonja. Ambas tallas, obra del imaginero hispalense Ángel Rengel López –de 1996–, estuvieron acompañadas por los tambores de la agrupación musical Santa Marta y Sagrada Cena y la banda de la asociación músico cultural La Lira de Pozuelo.

Fervor y fe de nazarenos como Jonathan, invidente, que salió por segunda vez con «Los Gitanos» acompañado de su perro guía Jazz y Sara, miembro de la hermandad. En Sol, los costaleros del Cristo depositaron un ramo de flores en la placa conmemorativa a las víctimas del 11-M de la Real Casa de Correos. Tras ellos, los de María Santísima recordaron a los héroes que dieron su vida por España el 2 de mayo de 1808.

Mediada la procesión, vítores y aplausos para las cuatro cuadrillas de costaleros. Con la noche encima, la solemnidad condujo a la hermandad de Nuestro Padre Jesús de la Salud y María Santísima de las Angustias a atravesar, por primera vez, la Plaza Mayor. Antes hizo estación de penitencia junto a los hermanos de la Real Congregación de los Siete Dolores, en la parroquia de la Santa Cruz. Al cierre de esta edición, la procesión continuaba en su regreso a la iglesia de Nuestra Señora del Carmen y San Luis.

Fe, también en Twitter

La de Nuestro padre Jesús de la Salud es una de la hermandades madrileñas más activas en las redes sociales. En ellas han estado informando de cada uno de los preparativos de la estación de penitencia de este 2015. Ayer, su cuenta de Twitter retransmitió en directo cada uno de los pasos que sus costaleros y nazarenos dieron por el centro. También recibieron el apoyo del resto de hermandades en forma de «retuits» y felicitaciones.

Hoy recogerán el testigo de «Los Gitanos» los cofrades de la procesión de Nuestro Padre Jesús Nazareno «El Pobre» y María Santísima del Dulce Nombre. La espectacular salida del trono de Jesús —portado por 42 anderos— saldrá desde San Pedro «El Viejo» a las 19 horas. La talla deciochesca irá acompañada del trono de María Santísima del Dulce Nombre, portado también en andas, por el Madrid de los Austrias.

A la misma hora, pero desde el Colegio Calasancio de los Padres Escolapios, saldrá la talla del Divino Cautivo. La Real Hermandad y Cofradía de Nuestro Padre Jesús El Divino Cautivo procesionará su imagen –realizada en 1944 por Mariano Benlliure– por el distrito de Salamanca.

Jesús del Gran Poder

La procesión más esperada del Jueves Santo llegará a las 20 horas. Nuestro Padre Jesús del Gran Poder y María Santísima de la Esperanza Macarena saldrán de nuevo a las calles del centro desde la Real Colegiata de San Isidro. El Ayuntamiento ha diseñado un dispositivo de circulación por los cortes y desvíos que se van a producir y recomienda la utilización del Metro.