Madrid

ABC.es

Edición

Madrid
Ofrecido por:Iberdrola

Madrid / urbanismo

La Plaza Mayor del siglo XXI: tarimas y vidrio en las terrazas

Día 31/08/2014 - 05.32h

Los hosteleros proponen un plan para modernizar su oferta comercial y mejorar este espacio emblemático

Los hosteleros de la Plaza Mayor quieren convertir este recinto, que nació hace 400 años, en un espacio a la altura del siglo XXI. Y eso, respetando su historia y su personalidad. Para ello, proponen una transformación que incluye elevar las terrazas sobre una tarima e instalar entre ellas separadores de vidrio de medio cuerpo; hacer que las instalaciones eléctricas y de agua sean invisibles y queden enterradas bajo el pavimento; y decorar e iluminar las bóvedas de los arcos para que pasen de ser refugio de sin techo a convertirse en museo al aire libre.

José Antonio Aparicio es el presidente de la Asociación de Hosteleros de la Plaza Mayor. Lleva este lugar en la sangre: aquí comenzó el negocio su bisabuelo materno, y aquí lo continúa él, cuatro generaciones después. «Queremos que se ponga al día; primero conseguimos darle un aspecto homogéneo en las sombrillas y el mobiliario de las terrazas. Pero hay que ir más allá». Confiesa que el «relaxing cup of café con leche» de Botella puso de nuevo en la onda este recinto.

Los planes municipales para mejorarlo con motivo de su 400 aniversario les han animado a presentar un proyecto ante el Ayuntamiento que incluye elevar las terrazas, situándolas sobre una tarima continua a 10 centímetros del suelo. Bajo ella, se esconderían las instalaciones de electricidad y agua, que llegan hasta cada sombrilla para aportar luz y agua nebulizada que refresque a los clientes.

Además, quieren instalar separadores de vidrio, de 1,40 metros de alto, en las esquinas entre cada terraza, de manera que no supongan un obstáculo visual ni a la movilidad, pero sí aporten algo más de intimidad y seguridad a quienes descansan sentados en ellas, libres de inoportunas visitas.

Instalaciones soterradas

Lo ideal, asegura Aparicio, es que las instalaciones eléctricas y de agua sean subterráneas y se soterren. De este modo, no supondrían ningún impacto visual en la plaza. Y podría aprovecharse para realizarlas la obra que el Ayuntamiento de Madrid tiene previsto acometer, y que ya ha anunciado: «Le hemos propuesto a la alcaldesa acoplar nuestras mejoras a su obra, ya que tienen previsto levantar el suelo».

De este modo, se matan dos pájaros de un tiro: se abaratan costes, concentrando en una sola tacada todos los trabajos y se evitan molestias a los usuarios y, por extensión, a los empresarios que gestionan los establecimientos hosteleros.

En las nuevas terrazas se instalarían rampas para el acceso de minusválidos. Los separadores de vidrio permitirán climatizarlas mejor. Todos los nuevos elementos, aclara, serán desmontables para poder retirarlos en Navidad y en otras ocasiones en que haga falta despejar la plaza. «En la junta municipal de Centro, el concejal David Erguido ha recibido muy bien nuestra propuesta; en septiembre la vamos a debatir con la alcaldesa», cuenta a ABC Aparicio.

Espacio hiperprotegido

Cualquier paso que se dé en la Plaza Mayor, un espacio hiperprotegido como Bien de Interés Cultural, tiene que contar con la autorización de la Comisión de Patrimonio. Eso supone un cuidado infinito por las formas y se traduce en larguísimos plazos antes de que llegue la autorización para el cambio más mínimo.

El diseño de las nuevas terrazas lo han encargado los hosteleros de la Plaza Mayor al arquitecto Francisco Pol Méndez, un viejo conocido que ya trabajó en la reforma que se realizó en la plaza a finales de los años 80. Para completar esta reforma, serían necesarias acciones de dinamización comercial, que deberían realizarse «paralelamente a las obras, para paliar los perjuicios a los comerciantes». Ese plan incluirá una aplicación para móviles que permita consultar la oferta de los hosteleros: descuentos, jornadas gastronómicas, monográficos, etcétera.

El objetivo es «que la gente joven venga a la plaza». Tramitan acuerdos con la Comunidad para que los titulares del carné joven tengan descuentos en los establecimientos: «Hay 500.000 chicos con ese carné», recuerda Aparicio. «De lo que se trata es de que la Plaza Mayor esté 365 días en boca de la gente, hacer ruido».

Mientras, ellos prometen seguir apuntándose a todo lo que suponga innovación y mejora, como el decálogo de buenas prácticas —fueron pioneros en aplicarlo— o el reciclaje: cada año se recogen 68 toneladas de vidrio y 18 de cartón.

Compartir

  • Compartir

publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Comunidad de Madrid

Noticias por municipio

Madrid capital

Noticias por distrito

Encuentra los mejores restaurantes de Madrid

Por tipo de cocina

Sigue ABC.es en...

El tiempo...

Te escuchamos

Cuéntanos tus noticias, quejas, propuestas, ideas... sobre Madrid. Escríbenos a tumadrid@abc.es

Últimos vídeos

Leyendas e historias en el IV centenario de la Plaza Mayor

Dónde comer hoy en...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.