violencia machista

Villarejo rinde homenaje a la mujer marroquí degollada por su exmarido

A la concentración asistieron los compañeros de colegio de los dos huérfanos. «En cada muerte por malos tratos es toda la sociedad la que falla», afirma el alcalde

Los vecinos guardaron un minuto de silencio y depositaron velas y flores
Los vecinos guardaron un minuto de silencio y depositaron velas y flores - ABC
m. j. Álvarez - mariajo_abc - Madrid - Actualizado: Guardado en: Madrid

Un minuto de silencio y velas y flores para condenar el doble crimen de violencia machista de Hanna B., de 24 años, que murió degollada la madrugada del lunes a manos de su exmarido, Mubarak L., de 33. Éste también acabó con la vida del novio de ella, Mustafá L., de 32, en la vivienda de la joven, situada en Villarejo de Salvanés. A la actual pareja de Hanna, además, le seccionó los genitales.

El presunto autor del doble crimen se ahorcó de un árbol en Móndejar (Guadajara) 24 horas después. Su cadáver fue hallado por agentes de la Guardia Civil que peinaban la zona en la que reside su hermano y varios familiares y donde había convivido la pareja, que deja dos niños de 8 y 4 años.

Al acto de homenaje a la fallecida asistieron más de un centenar de vecinos, que se concentraron a las puertas del ayuntamiento. También acudieron los compañeros de clase de los dos pequeños del colegio concertado Santa Elena.

«En cada muerte por malos tratos es toda la sociedad la que falla», recalcó el alcalde del municipio, Marco Antonio Ayuso. La concentración, emotiva y sentida, fue cerrada por un manifiesto leído por el regidor. En él, subrayó que «en este crimen, las instituciones fallaron, pero también los vecinos que no denunciaron», en alusión a las palabras de la secretaria de Estado de Servicios Sociales e Igualdad, Susana Camarero.

La responsable aseveró el pasado lunes que «había que ver dónde estaba el fallo» que acabó con la muerte de la mujer que tenía un orden de protección de riesgo bajo desde el pasdo 1 de abril y que su exmarido vulneró.

Además de animar a las víctimas de malos tratos a que denuncien y soliciten ayuda, hizo hincapié en que «cada uno de nosotros, deberemos seguir educando a las futuras generaciones en el respeto al que tenemos enfrente. Ese respeto es la base para mejorar nuestro mundo y también nuestro entorno más cercano; el respeto es la fórmula para la paz», informa Ep.

«Hoy es otra vez 25 de noviembre»

El manifiesto se iniciaba con una cita del Premio Nobel de la Paz Kofi Annan que rezaba: «La violencia contra la mujer es quizás la más vergonzosa violación de los derechos humanos. No conoce límites geográficos, culturales o de riquezas. Mientras continúe, no podremos afirmar que hemos realmente avanzado hacia la igualdad, el desarrollo y la paz».

Tras ello, el alcalde ha apuntado que hace sies meses se reunían en este mismo sitio para mostrar su repulsa hacia la violencia de género. «Era 25 de noviembre. Hoy, en Villarejo de Salvanés, vuelve a ser 25 de noviembre», ha destacado.

«La tragedia, que triste e injustamente escuchamos demasiadas veces, ha sucedido ahora en nuestro mismo pueblo; en la calle de al lado; le ha ocurrido a la pareja que, quizá, el otro día vimos en el parque, o en la puerta del colegio, o en la tienda de pan. Y los números, y las siglas de mujeres asesinadas, que otras veces nos inquietan, ahora además tienen rostro: se transforman en caras con las que, alguna vez, nos hemos cruzado», ha apuntado.

Y ha agregado que «en Villarejo, dos vidas han terminado injustamente; y dos pequeños verán la suya cambiada para siempre».

Mientras, prosigue la «pelea» por el futuro de los dos hermanos que se han quedado huérfanos. Mientras la abuela materna quiere hacerse cargo de ellos y que regresen a Marruecos, lo mismo desean los familiares del padre. La embajada está haciendo gestiones al respecto.

Los familiares de Hanna, que llevaba diez años casada por Mubarak, desean que sus restos mortales sean enterrados en Larache, pero carecen de recursos para repatriar el cuerpo.

Toda la actualidad en portada

comentarios