Los niños utilizan cientos de gomas para elaborar pulseras, una moda en auge
Los niños utilizan cientos de gomas para elaborar pulseras, una moda en auge

La fiebre de las pulseras de gomas arrasa en Madrid

Actualizado:

Miles de gomas de silicona de todos los colores se compran en estos días para elaborar pulseras, una auténtica fiebre que arrasa entre los niños de Madrid. De su grado de sofisticación depende el tiempo que se invierta en su elaboración, aunque no suele ir más allá de diez minutos, según explican algunos escolares, auténticos expertos en estas labores.

La pasión por las pulseras de gomas se repite periódicamente, como la moda del yo-yo y las colecciones de cromos. Ahora, son las gomitas coloreadas las que arrasan. Se compran en bolsas de 300 gomas, que cuestan un euro en los comercios chinos Una pulsera sencilla se puede hacer con unas 20 gomas, aunque, como dicen los niños con mucha lógica, «depende del tamaño de la mano».

Son los chavales y chavalas en torno a los 10 años los máximos expertos del momento en las pulseras de gomas, de las que existen varios modelos diferentes; en realidad, tantos como permita la imaginación de los niños y la habilidad de sus dedos. Al parecer, existe también una máquina que se puede utilizar para hacer los adornos, pero «está agotada en todas partes», aseguran niños y madres.