Lotería del Niño

Los números más deseados de la Lotería de El Niño: ¿tradición o superstición?

Las terminaciones 5, 7 y 13 se encuentran entre las más demandadas, según los loteros consultados, mientras que los números más bajos y las impares se venden peor que los intermedios

Los números más deseados de la Lotería de El Niño: ¿tradición o superstición?

El próximo 6 de enero se celebrará el Sorteo Extraordinario de El Niño, el segundo más importante del año, con unas ventas de 653 millones de euros en su última edición según la Sociedad Estatal de Loterías y Apuestas del Estado (Selae). A sólo 48 horas de que las ventanillas de las administraciones dejen de vender décimos, hemos preguntado a los loteros por las preferencias del público. Aquí va el «retrato robot» de los números más deseados para este viernes: Los terminados en 13 y, en menor medida, en 5 y 7. En general prefieren los números impares a los pares, y que no sean muy bajos ni tampoco se repitan. ¿Tradición? ¿Superstición?

«Nadie te responde sobre la razón por la que pide o no un número, aunque creo que detrás hay una superstición oculta: creen que con ese número van a tener más suerte», reflexionan desde Lotería Ormaechea sita en una céntrica calle de Bibao. Una teoría que confirma Carmelo Gayubo, propietario de la madrileña administración de la «Pica de Oro». Para este lotero «los clientes tienen varias manías: Prefieren los números más altos sobre los más bajos, quieren cifras intermedias».

Desde Bilbao añaden que «el verdadero jugador sabe que todos los números tienen las mismas posibilidades de ser premiados», y que en los sorteos de Navidad o El Niño hay «muchos aficionados».

A reglón seguido, el propietario de «La Pica de oro» (Madrid) admite que hay clientes que precisamente se abonan a los números más bajos, los «feos». «Por ejemplo, tenemos abonados al 00144: está disponible todo el año y la gente lo compra», afirma Gayubo quien como en el caso de Lotería Manises (Valencia) no faltan clientes que van buscando específicamente este tipo de décimos. Desde Ormaechea reconocen que a lo largo de su historia han dado muchos premios de terminaciones bajas: «A un lotero le da igual el número, ya que todo esto forma parte de nuestro currículum», concluyen.

Bailar con el décimo más «feo»

Desde Lotería Ormaechea reconocen que llevan años luchando por «convencer a los clientes de que los números más bajos tienen las mismas posibilidades de ser premiados». Una «labor pedagógica» en la que incluso han animado a los más aficionados a que «adopten» alguno de estos números: «Poníamos un cartel diciéndoles que también podían salir: A la gente le hizo gracia esta iniciativa y los adquirían», observan desde esta administración bilbaína.

«Estamos agotando existencias y ya sólo nos quedan números repetidos y bajitos», así describen la situación a apenas 3 días del Sorteo desde esta administración.

En Manises matizan que desde que repartieron parte del primer quinto premio de la Lotería de Navidad, el 22.259, las ventas de números con terminaciones impares y repetidos están aumentando. En este caso, se añade otra limitación: «A la gente no le suele gustar tampoco los números repetidos», afirman desde las tres administraciones consultadas.

En este sentido, desde Valencia, apuntan a una clave de cara a El Niño: «La gente es mucho menos maniática que en Navidad, porque muchas de las ventas vienen del canje de premios y son menos exigentes». En Ormaechea recuerdan que el coste del décimo es menor que para el Sorteo de Navidad, apenas 6 euros.

El «efecto 13» del Gordo de Navidad

En lo que las tres administraciones consultadas coinciden es que ya no disponen de ninguna terminación en 13. Precisamente así termino el Gordo de Navidad de este año, el inolvidable para muchos 66.513. «Esta terminación se agotó el mismo 22 de diciembre» anuncian desde esta administración valenciana. Gayubo («La Pica de Oro») destaca que «el 13 siempre ha sido el más buscado» y más tras tocar por primera vez.

A la lista de terminaciones favoritas del público añade el 15 y el 69. Desde Valencia, mencionan también otras terminaciones populares como el 5 y el 7, que tienen agotados desde el sábado. También se venden muy bien, los números terminados en 3 y 9, apuntan estas mismas fuentes. En este sentido, los loteros consultados reconocen que venden más fácilmente las terminaciones impares que las pares. «Los impares nos lo suelen pedir más», reconocen desde Lotería Manises.

Toda la actualidad en portada

comentarios